Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

¿Cómo proteger a tu perro de la congelación

Al igual que nosotros, los perros toleran el frío en distintos grados. El grado depende de factores como las reservas de grasa, el estado de salud, el pelaje o el nivel de actividad. Las razas de pelo largo suelen aguantar más tiempo, gracias a su buen pelaje. Las de pelo corto y los cachorros lo suelen tolerar mucho menos. Es vital adaptarse a las necesidades de cada perro.

El frío hace que las articulaciones se resientan aún más y es importante tener en cuenta que hay que adaptar las necesidades de nuestro perro al invierno. Por ejemplo, los paseos largos en el frío pueden ser muy incómodos para los perros con artritis o para los perros con diabetes, ya que suelen tener más dificultades a la hora de regular su temperatura corporal. A continuación, ofrecemos consejos para ayudar a tu perro durante los meses fríos, también puedes consultarlo con tu veterinario y escuchar lo que te recomienda.

¿Cómo se puede prevenir la congelación?

Pomada para las patas

El hielo, la nieve y la escarcha pueden ser tan desagradables como perjudiciales para las patas del perro. En el peor de los casos, la humedad y la nieve acumulada pueden provocar heridas graves, infecciones e inflamaciones. La pomada para las patas es un remedio eficaz para prevenir las lesiones de los perros en el frío invernal. Se aplica en las patas del perro antes de los paseos y previene la formación de hielo, la desecación, las grietas y el dolor de la piel. Es importante que la pomada tenga un alto contenido en grasa.

Comprobar las patas después de cada paseo

Seca las patas después de cada viaje. Revisa cuidadosamente cada dedo, y entre los huecos que hay, así como la propia pata. Recuerda también revisar la garra y la almohadilla que se encuentra más arriba en las patas delanteras. Si el pelaje entre los dedos está descolorido en comparación con el resto de la pata, puede ser un signo temprano de irritación. En este caso, póngase en contacto con un veterinario para evitar una infección.

Cortar parte del pelo de las patas
En el caso de las razas de pelo largo, puede ser útil recortar el exceso de pelo de las patas para evitar que la nieve o el hielo se quede pegado a la pata.

Calcetines para las patas
Para algunos perros, los calcetines para las patas pueden ser la mejor opción. Protegen contra las superficies afiladas, el frío, la sal y la humedad. Puede ser una buena inversión si da largos paseos en el frío o si lo hace por zonas de nieve. Asegúrate de que el calcetín para las patas se ajusta bien, sin causar molestias al perro, y que no termina justo en la garra.

Evitar el lavado excesivo del perro
Bañar y duchar al perro puede afectar negativamente a la capa de grasa del pelaje. Esto ayudará a mantener el equilibrio natural del pelaje y a protegerlo más contra el frío. Puedes evitarlo utilizando un champú o acondicionador indicado para mascotas.

Mantas para los perros macho
Los perros macho pueden sufrir fácilmente congelaciones en los genitales cuando hace frío en el exterior. Los perros pequeños son especialmente vulnerables al frío invernal. Es recomendable que los cuidadores de perros pequeños o con patas cortas, como los teckel, los pomerania o los corgis, extremen las precauciones. Las lesiones pueden evitarse fácilmente preparando una manta caliente para los perros.

Ropa para perros
La ropa para perros es muy popular, y puedes encontrar una gran selección en las tiendas online y en las tiendas de animales, pero hay que tener cuidado. Muchos cuidadores piensan que el perro estará bien protegido con un traje de punto o lana. Sin embargo, hay que valorar otros factores como que sea impermeable, que sea resistente al viento y la nieve o que retenga el calor.

Ponte en contacto con un veterinario

Si crees que los síntomas son los adecuados para tu animal, te recomendamos que te pongas en contacto con un veterinario para una consulta.

¿Te ayudó este artículo?

Selecciona lo que se adapta a tu situación o escribelo tú mismo. Apreciamos mucho sus comentarios.

¡Gracias!

Te lo agradecemos

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue