Qué es el diagnóstico por imagen

El diganóstico por imagen permite a los veterinarios examinar partes de los animales para poder conocer mejor qué ocurre. Hernán Fominaya, director médico de Anicura Vetsia Hospital Veterinario, nos cuenta en qué consiste.

¿Cuándo se usa el diagnóstico por imagen?

Las técnicas de diagnóstico por imagen en la clínica de pequeños animales están ampliamente implantadas y pueden ser requeridas en muchas ocasiones tanto para el diagnóstico como para el tratamiento de determinadas patologías.

Las dos técnicas troncales de esta especialidad las componen los estudios radiográficos (que utilizan radiaciones ionizantes) y ecográficos (mediante ultrasonidos). Estas dos técnicas están ampliamente implantadas en los protocolos diagnósticos de la mayoría de los centros veterinarios y son utilizadas como técnicas de imagen de primera elección. Las técnicas de diagnóstico por imagen son requeridas en todas aquellas patologías que requieren de la obtención de una imagen y su posterior interpretación para su diagnóstico.

Son multitud y prácticamente innumerables las patologías que requieren de un estudio mediante técnicas de imagen. Es una especialidad transversal, es decir, que es requerida por la mayoría de las otras especialidades de la clínica veterinaria (medicina interna, oncología, neurología, traumatología…) y por tanto se considera un departamento que da apoyo al resto de las especialidades que pueden requerir de su colaboración y estudio.

La mayoría de los clínicos están familiarizados con ambas técnicas y saben tanto de su aplicabilidad como de su interpretación básica y por tanto ambas se han consolidado como técnicas de primera elección, cada una de ellas con unas especificaciones particulares que permiten al clínico priorizar una sobre otra.

¿Ha habido grandes avances en la especialización? ¿Cuáles?

Esta especialización ha ido de la mano de los avances tecnológicos y es por tanto la disciplina que más avanzó en estas últimas décadas. La adquisición de imágenes diagnósticas es más rápida y precisa y las técnicas de imagen de han complementado con otras más avanzadas como son la tomografía computarizada (TAC), resonancia magnética (RM) y tomografía por emisión de positrones (PET) que han aportado grandes beneficios a nuestros pacientes por la posibilidad de acercarnos a diagnósticos que antes eran ciertamente complicados.

Nuestra disciplina ha sufrido avances en las dos últimas décadas acompañados de la dotación a nuestros centros de un equipamiento más tecnificado, unido a una mayor especialización del veterinario, lo que ha permitido una combinación perfecta para el avance del diagnóstico por imagen en pequeños animales.

¿Qué beneficios ofrecen estas técnicas?

Las técnicas de imagen han permitido dos grandes beneficios en nuestro sector. Por un lado, nuestros pacientes se benefician de diagnósticos más aproximados, lo que repercute tanto en la rapidez del diagnóstico como en la calidad diagnóstica y terapéutica y, lógicamente, en la calidad de vida de nuestros pacientes. Por otro lado, ha permitido el desarrollo de la especialidad, abriendo un campo profesional a muchos veterinarios que ven en esta especialidad un campo de interés y de desarrollo. La especialización permite el desarrollo científico, aumenta la oferta formativa y divulgativa y, por tanto, retroalimenta al resto de profesionales clínicos que, aún sin considerarse especialistas, utilizan de forma adecuada las técnicas de imagen que tienen a su alcance y prescriben aquellas técnicas de imagen avanzadas a aquellos pacientes que así lo necesitan.

¿Cómo está la especialidad en España en comparación con otros países?

La especialidad de diagnóstico por imagen está integrada en el conjunto de especialidades aprobadas por el colegio europeo. Aunque España ha sufrido un pequeño retraso en la formación de especialistas titulados por esta institución (con respecto a otros países del entorno como Francia, Italia o Reino Unido), ya existe una masa de especialistas suficiente.

Por otro lado, la Asociación Española de Veterinarios (AVEPA) también ha implantado un programa de acreditación que permite reconocer a los profesionales que desarrollan su actividad en esta y otras áreas acreditando su especialización y respaldando a su vez la actividad divulgativa y formativa de nuestro colectivo.

España cuenta ya con programas de internado de nuevos residentes europeos que optan posteriormente a la diplomatura. Estos desarrollan su actividad principalmente en aquellos hospitales veterinarios o centros universitarios que cuentan con profesionales reconocidos en las diversas especialidades, lo que permite ofrecer una formación intensiva y reglada a aquellos residentes que optan a la diplomatura europea.

La acreditación española cuenta también con un programa formativo, este incluye también un periodo de formación inicial en medicina interna y otro en la especialización, debiéndose cumplir un mínimo de tres años desarrollando la actividad profesional principal en la especialidad antes de poder acceder a las pruebas de acceso y capacitación.

En todos los casos, la supervisión de los candidatos es constante por parte de personal ya reconocido en la especialidad, lo que permitirá la capacitación de los veterinarios de una forma homologada y uniforme.

El reto a medio plazo será el reconocimiento por las instituciones que nos representan (Colegios de veterinarios y Asociación colegial) de las especialidades veterinarias en pequeños animales, esto abrirá oportunidades y ampliará la demanda de profesionales capacitados y, en consecuencia, aumentará la calidad de nuestros servicios, lo que transmitirá a la sociedad una visión de la transcendencia y preparación de nuestros profesionales veterinarios.

Dr. Hernán Fominaya. Director médico de Anicura Vetsia Hospital Veterinario

Más noticias

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue