Como evitar que tu cachorro se coma cualquier cosa durante el paseo

Los cachorros son muy parecidos a los niños en muchos aspectos. Su forma de investigar las colillas del suelo, las piedrecillas y los palos, la basura e incluso las heces es probándolo. Para algunos perros, esto puede convertirse en una obsesión, mientras que para otros puede resultar en visitas inesperadas al veterinario de urgencias. 

Para la mayoría de los cachorros no es un problema, se paran a explorar y continúan. Para los cuidadores, tener un perro que come heces puede ser desagradable, pero normalmente es solo una fase que el cachorro acaba superando.  

Enseñar a tu perro "Suelta" 

Lo peor que puedes hacer si tu perro ha encontrado un "tesoro" es enfadarte con él, tratar de perseguirlo para quitarle lo que tiene en la boca o, lo que es aún peor, abrir su mandíbula e intentar sacar a la fuerza lo que ha cogido. En lugar de todo eso, enséñale el "¡Suelta!". 

Puedes enseñarle a soltar sin coaccionarle ni intimidarle, si llevas a cabo un entrenamiento inteligente.  

Así es como puedes hacerlo:  

  1. Prepara un plato con comida que sea segura para tu perro y tenga poco valor. Esto podría ser, por ejemplo, galletas para perros o algunas verduras y frutas. Prepara también una bolsa de comida realmente deliciosa con trozos de filete, premios de hígado o comida húmeda para gatos. Recuerda: tu perro es quien decide qué tiene más valor. 
  2. Pon la correa a tu cachorro y comienza en un entorno fácil, como la sala de estar o el patio trasero.  Si puedes contar con la ayuda de otra persona, sería ideal. Deja que el ayudante coja el plato de comida de poco valor y lo ponga en el suelo, a unos 3-4 metros del cachorro. El objetivo es que el cachorro se fije en la comida y no tenga dificultades para llegar a ella. Si ocurre precisamente eso, aléjate.  
  3. Deja que el cachorro se fije en la comida y espera. Si se vuelve hacia ti, prémiale con un trozo de la comida de gran valor. Si no te mira, consulta primero nuestro artículo sobre autocontrol. Si tu perro está muy interesado en la comida del suelo, sin importar el valor o la distancia, es posible que primero debas enseñarle un sonido para captar su atención. Consulta el artículo que trata sobre esto antes de agregar la distracción de la comida.  
  4. Cuando tu perro te mire, puedes utilizar un clicker para marcar ese comportamiento o simplemente decir "Bien" y recompensarlo con un premio de alto valor. Para continuar el entrenamiento, arroja un premio al suelo para realizar una nueva repetición y luego indica al perro que lo recoja. A medida que el perro se gire para mirarte casi de inmediato, es momento de acercarte un poco más a los premios en el suelo. Marca y refuerza el comportamiento de mirarte. Es importante asegurarte de que la correa esté presente solo por seguridad y que esté suelta en todo momento, para que el cachorro no se sienta restringido. Haz que el proceso sea fácil para él. 
  5. Cuando el cachorro pueda caminar bastante cerca de la comida del suelo sin tratar de cogerla, cámbiala por un premio de mayor valor. A continuación, repite los pasos anteriores.  
  6. Más tarde, vuelve a repetir todos los pasos con tu cachorro, pero esta vez sin correa, y en lugar de usar un plato, coloca la comida en un recipiente transparente con tapa y haz algunos agujeros para que el perro pueda oler lo que hay dentro. Si tu cachorro se dirige al recipiente, solamente espera a que te mire y luego refuerza.  
  7. Ahora es el momento de añadir una señal verbal. Las primeras dos veces, di "Suelta", o la señal que prefieras, justo cuando el cachorro esté girándose hacia ti. Marca y refuerza. Más tarde, comienza a agregar la señal un poco antes, hasta que puedas usarla tan pronto como el cachorro se fije en la comida. Si tienes que usarla dos veces, significa que has avanzado demasiado rápido, retrocede uno o dos pasos.  
  8. Prueba en el exterior y repite los pasos en diferentes lugares antes de ponerlo a prueba en una situación real.  

Para situaciones en las que tu cachorro ya ha encontrado un tesoro, el juego de intercambio es una excelente estrategia; asegúrate de echar un vistazo a ese artículo también.

Ponte en contacto con un veterinario

¿Te ayudó este artículo?

Selecciona lo que se adapta a tu situación o escribelo tú mismo. Apreciamos mucho sus comentarios.

¡Gracias!

Te lo agradecemos

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue