Kika sarcoma canino

Kika se recupera gracias al Fondo Social de AniCura

El Fondo Social AniCura facilitó el acceso a la medicina veterinaria a los cuidadores más vulnerables económicamente. Uno de ellos nos trajo a Kika, una chihuahua que vio como desde 2020 un bulto comenzó a crecer en su codo de la extremidad anterior derecha y cada vez era más grande.

Los cuidadores de Kika decidieron acudir a su consultorio veterinario de confianza, el Centro Veterinario Villa de Gijón. El centro, buscando la mejor solución para Kika, optó por referirla al Hospital Veterinario AniCura Asturpet.

En palabras de Marta Coto, veterinaria del Centro Veterinario Villa de Gijón: “Como consultorio que somos, hay muchos casos que no podemos atender por falta de medios y tiempo. Nosotros llevamos desde el 2015, año en que abrió nuestro centro, confiando en AniCura Asturpet Hospital Veterinario. Nos parece un centro puntero en el mundo de la veterinaria”.

Tras referir el caso, Kika se encontraba ahora en las manos de Diana Palacios, Practice Manager y veterinaria especialista en cirugía de pequeños animales de AniCura Asturpet Hospital Veterinario. El bulto del codo de Kika medía 2,5 centímetros de diámetro, una masa bastante grande en un chihuahua de tres kilos. La cirugía parecía la única solución para el caso.

En medio de una pandemia, el costo de la intervención suponía un problema para los cuidadores de la chihuahua, ya que se encontraban en situación de desempleo. Por este motivo, el Fondo Social AniCura se hizo cargo del coste de la operación de Kika. El Fondo Social AniCura fue una iniciativa puesta en marcha entre los meses de octubre de 2020 a febrero de 2021. Su objetivo era atender las necesidades veterinarias especializadas de aquellas mascotas cuyos cuidadores se habían visto afectados económicamente por la pandemia, ya sea por encontrarse en situación de desempleo, ERTE o cese de actividad en el caso de los autónomos.

La intervención se realizó con éxito y se consiguió extirpar el bulto, que se envió al laboratorio a determinar su origen. La masa macroscópicamente tenía aspecto de grasa, pero cuando llegaron los resultados de la biopsia se pudo determinar que se trataba de un sarcoma canino de tejidos blandos de bajo grado. Es un tumor con mal pronóstico, ya que tiene tendencia a infiltrar en la zona en la que se aloja y a volver a aparecer. 

El Principado de Asturias ha sido uno de los territorios con mayor actividad en el Fondo Social AniCura. En total se han atendido 14 casos de mascotas, seis de ellos referidos por centros colaboradores. AniCura Asturpet Hospital Veterinario no ha estado solo en esta tarea, sino que AniCura Buenavista Hospital Veterinario también ha sido un activo fundamental para ayudar a las mascotas del Principado. Desde AniCura Buenavista, se han atendido casos de gran complejidad y se han realizado pruebas diagnósticas de alta especialización para otros veterinarios. Ha atendido 6 casos y su TAC de última generación ha permitido diagnosticar incluso a una perrita que viajó desde Valladolid para someterse a esta prueba.

El Fondo Social AniCura me pareció una iniciativa buenísima. Poder optar a esta ayuda y evitar, en la mayor medida de lo posible, que los animales se queden sin atención médica”, comenta Marta Coto, veterinaria del Centro Veterinario Villa de Gijón. “Desgraciadamente vemos mucha gente que no puede afrontar los gastos veterinarios de sus animales por falta de medios económicos y más aún desde que comenzó la pandemia”, añade esta veterinaria.