Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

AniCura Indautxu Hospital Veterinario estudia el primer caso de un ganglioglioma cerebrocortical en un perro

Tras un inicio agudo de crisis epilépticas, un Border Collie de 7 años fue diagnosticado de un ganglioglioma en la corteza cerebral gracias al uso de la resonancia magnética y a la realización de un extenso estudio histopatológico post-mortem. Los gangliogliomas son tumores del sistema nervioso compuestos por células gliales tumorales y neuronas, extremadamente raros en perros. Nunca se había descrito un caso que afectara a la corteza cerebral en perros.

Los veterinarios de AniCura Indautxu Hospital Veterinario han descrito por primera vez la presentación clínica de un ganglioglioma en la corteza cerebral de un perro de raza Border Collie de 7 años gracias a los hallazgos en resonancia magnética, examen histopatológico y análisis inmunohistoquímicos, siendo estos últimos esenciales en el diagnóstico.

“Los gangliogliomas son tumores del sistema nervioso, extremadamente raros en perros. Hasta el momento, se habían descrito pocos casos de gangliogliomas en un caballo, un erizo, roedores y un ternero. En perros, solo se habían descrito tres casos de gangliogliomas y ninguno de ellos afectó a la corteza cerebral”, explica Laura Martín Muñiz, veterinaria del Servicio de Neurología y Neurocirugía del centro e investigadora principal.

Actualmente, se cuenta con poca información sobre el resultado y la tasa de supervivencia tras la resección quirúrgica en veterinaria debido a los pocos casos existentes. La biopsia y el estudio de inmunohistoquímica son esenciales para lograr en el futuro un diagnóstico correcto, un pronóstico más preciso y poder aportar diferentes opciones terapéuticas.

Antecedentes: inicio de crisis epilépticas

Tras observar descoordinación y dificultad para subir escaleras en su mascota, así como un inicio agudo de crisis epilépticas, los cuidadores de la Border Collie acudieron al servicio de Neurología de AniCura Indautxu Hospital Veterinario.

A su llegada al centro, el examen físico no mostró anomalías relevantes. El examen neurológico reveló un estado mental alterado, tetraparesia no ambulatoria, disminución de las reacciones posturales en las cuatro extremidades y ausencia de respuesta de amenaza en el ojo derecho; sospechando de una lesión en prosencéfalo izquierdo. Los análisis de sangre (hemograma y bioquímica sérica) y el análisis de orina fueron normales y las radiografías torácicas no revelaron ninguna irregularidad. Por lo tanto, se decidió realizar una resonancia magnética de cabeza bajo anestesia general.

La resonancia magnética mostró una gran masa sólida y bien definida localizada dentro del cerebro, que afectaba principalmente a la corteza frontal izquierda.

Desarrollo del estudio: análisis del cerebro

El principal diagnóstico diferencial en base a los hallazgos de la resonancia magnética incluía neoplasia cerebral primaria, siendo el glioma lo más probable.  Se consideraron poco probables otros tumores cerebrales como neoplasias de células redondas (como los linfomas o sarcomas histiocíticos) y también se consideraron menos probables enfermedades inflamatorias o infecciosas.

Tras el diagnóstico presuntivo de tumor cerebral y mal pronóstico asociado, los cuidadores decidieron llevar a cabo la eutanasia humanitaria del perro. Posteriormente, se realizó una necropsia completa y el cerebro se sometió a un análisis histopatológico e inmunohistoquímica (IHC) para caracterizar todos los tipos celulares.

A grandes rasgos, el cerebro mostraba un hemisferio cerebral izquierdo agrandado y más blando que el derecho. La masa tenía un aspecto mal definido, consistencia gelatinosa, coloración entre gris y beige, siendo de localización intraaxial en corteza cerebral frontal izquierda. Microscópicamente se observó una proliferación neoplásica difusa de células gliales que se originan en la zona transicional entre sustancia blanca-gris. Entre la población neoplásica aparecen numerosos cuerpos neuronales, algunos de ellos con aspecto morfológico anómalo. Tras realizar inmunohistoquímica, la mayoría de células tumorales fueron inmunorreactivas a marcadores astrocíticos (GFAP) y el resto de población neoplásica fue inmunorreactiva a marcadores neuronales (NSE, SYN y PgP 9.5) Los hallazgos confirmaron el diagnóstico de un tumor mixto primario: ganglioglioma cerebral de grado II.

Una nueva vía de estudio

Hasta la fecha, el origen de los gangliogliomas sigue siendo desconocido, a pesar de que se han propuesto múltiples hipótesis, y aún no se han identificado genes o proteínas clave para la patogénesis y el diagnóstico de este tipo de tumor.

En medicina humana, este tipo de tumores también es raro, teniendo predilección por la corteza temporal y frontal, causando, en la mayoría de los casos, crisis epilépticas, como en el presente caso. En personas, los gangliogliomas se caracterizan por tener un crecimiento lento y el pronóstico es relativamente favorable en comparación con otro tipo de gliomas.

Por ello, es de suma importancia la realización de biopsias y estudios post-mortem en perros y gatos que nos permitan un diagnóstico acertado de la lesión, para poder ofrecer las mejores opciones de tratamiento. Los hallazgos del presente estudio permiten elucidar la existencia de dicha neoplasia en perros, de localización cerebral, y, por tanto, puede suponer una nueva vía de estudio en este tumor extremadamente raro.

Referencia

1Martín, L.; Pumarola, M.; Altuzarra, R.; Espinosa, J.; Ortega, M. First Case of a Cerebrocortical Ganglioglioma in a Dog. Vet. Sci. 2022, 9, 514. https://doi.org/ 10.3390/vetsci9100514

Laura Martín Muñiz, veterinaria del Servicio de Neurología y Neurocirugía del centro e investigadora principal de AniCura Indautxu Hospital Veterinario

Más noticias

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue