Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Este nuevo hallazgo supone un gran avance en el estudio de esta patología, especialmente teniendo en cuenta la escasez de datos publicados sobre el tema y también porque es la primera vez en la que se aportan imágenes de TAC de esta enfermedad en perros.

“El uréter circuncavo es una malformación congénita al desarrollo anómalo de la vena cava inferior. Algunos pacientes pueden no presentar ningún signo clínico, pero si el uréter se obstruye puede desencadenar en un fallo renal e incluso la pérdida del riñón”, comenta Laura Izquierdo Robert, residente de veterinaria de Medicina Interna de AniCura Ars Veterinaria Hospital Veterinari. “El uréter circuncavo es una patología muy frecuente en gatos, pero poco prevalente en perros por lo que se cuenta con muy poca información sobre ella”, señala la veterinaria.

El tratamiento de esta enfermedad es mediante intervención quirúrgica, siempre con el objetivo de salvar el riñón. En este sentido, se pueden realizar dos tipos de tratamiento: una cirugía para intentar solucionar la malformación reconduciendo el uréter por el camino adecuado o la implantación de un bypass que realice las funciones del uréter y conecte el riñón y la vejiga. No obstante, en caso de que el riñón se haya visto gravemente afectado y no conserve su función puede ser necesario retirarlo, pues podría provocar graves complicaciones de salud.

En el caso que hemos descrito era imposible asegurar que el riñón del animal conservara su funcionamiento por lo que, de acuerdo con el propietario, procedimos a su resección. De esta forma, evitamos complicaciones graves como infecciones o dolor”, dice la veterinaria. “La calidad de vida de un perro que vive con un único riñón es totalmente normal, ya que cuando uno de los dos riñones deja de funcionar el otro asume la carga del primero. En nuestro caso el animal únicamente debía realizar controles veterinarios y tomar una dieta especial para pacientes renales, esto es baja en sal, fósforo y moderada en proteínas”, añade la veterinaria

La sintomatología de la enfermedad es inespecífica, por lo que los signos de la enfermedad se pueden confundir con otras patologías. El proceso llevado a cabo para el diagnóstico de este uréter circuncavo ha sido la realización de una analítica, en la que se observaron indicadores leves para daño renal en un paciente joven, la realización de una ecografía y un TAC de abdomen.  Los tres casos descritos de uréter circuncavo hasta el momento se han realizado en perros de la misma raza: Boyero de Berna.

“Se desconocen los datos de la prevalencia de la enfermedad en perros debido a los pocos casos registrados, ya que muchos perros pueden vivir con esta enfermedad sin mostrar síntomas. De hecho, en los dos casos anteriores registrados los perros habían acudido a consulta por otra causa ajena a esta patología y fueron descubiertos de manera imprevista. No obstante, creemos que la mayor disponibilidad de herramientas diagnósticas como el TAC va a facilitar el diagnóstico de esta enfermedad y la obtención de datos, ya que nos ayuda en su reconocimiento. Por tanto, creemos que puede empezar a verse más en consulta”, concluye la veterinaria.

Laura Izquierdo Robert, AniCura Ars Veterinaria Hospital Veterinari

Más noticias

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue