Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Gingivoestomatitis crónica en gatos: ¿qué y qué síntomas tiene?

La gingivoestomatitis en gatos es un proceso ulcerativo que afecta a los tejidos bucales del animal. Te contamos cómo se detecta y se cura.

La gingivoestomatitis en gatos es una enfermedad de la cavidad oral que afecta a los dientes y encías del animal y, en la mayoría de los casos, también provoca la inflamación de la mucosa oral. Independientemente de lo higiénico que sea el animal, puede sufrir esta incómoda enfermedad que dependiendo del grado puede ser más o menos molesta.

Desde AniCura te contamos a continuación qué es exactamente la gingivoestomatitis en gatos y cómo poder combatirla para mejorar su calidad de vida.

¿Qué es la gingivoestomatitis felina?

La gingivoestomatitis en gatos, también conocida en ocasiones como estomatitis, es una infección que aparece en la cavidad bucal de los felinos y que puede provocar que la mucosa bucal del animal se inflame, pudiendo llegar a provocar fuertes molestias y sangrado. Con frecuencia, afecta también a la lengua, mofletes y otras zonas de la cavidad bucal del animal.

Dependiendo del grado de infección que presente, la gingivoestomatitis en gatos puede producir más o menos dolor. Además, el tiempo de recuperación también dependerá, en parte, del tratamiento que se aplique. Y aunque la gingivoestomatitis en gatos puede afectar a cualquier raza y edad, suele ser más frecuente en gatos adultos y jóvenes.

La gingivoestomatitis crónica felina

En ocasiones, la gingivoestomatitis en gatos puede tratarse de la conocida como gingivoestomatitis crónica felina, una infección similar pero que ofrece una mayor complicación a la hora de ser tratada. De hecho, se considera que la gingivoestomatitis se ha cronificado si la inflamación continúa durante más de seis meses. Los factores que pueden provocar la aparición de la gingivoestomatitis crónica felina son variados y muy diferentes: desde enfermedades infecciosas hasta factores ambientales o el estrés diario. Hay que tener en cuenta que las bacterias pueden ser agentes activos en el desarrollo de la gingivoestomatitis crónica felina.

¿Cómo curar la gingivitis en un gato?

En cuanto a la cura de la gingivitis en gatos, hoy en día se pueden llevar a cabo diferentes tratamientos dependiendo de la gravedad y de la causa que haya generado la infección. Por ello, es fundamental acudir al veterinario ante la mínima sospecha de molestia bucal o sangrado. Además, casi siempre es altamente recomendable mantener una buena limpieza bucal y proporcionarle al felino una alimentación sana y equilibrada.

Una vez en el veterinario, puede ser necesario realizar diversas pruebas diagnósticas y de control para evaluar el estado de la inflamación y determinar si es necesario o no el uso de antibióticos. En ocasiones puede llegar a ser necesario extirpar alguna pieza dental en caso de que se haya visto afectada. Normalmente también es necesario tomar tratamiento farmacológico para calmar el dolor y controlar el sangrado.

En cuanto al pronóstico y evolución, dependerá del estado de salud de cada gato y del tipo de infección. Sin embargo, independientemente del estado y causa que haya provocado la aparición de la gingivitis o de la gingivoestomatitis en gatos, es necesario acudir al veterinario en la mayor brevedad posible para hacer que el felino pueda volver a disfrutar de una salud completa.

 

Ponte en contacto con un veterinario

Si crees que los síntomas son los adecuados para tu animal, te recomendamos que te pongas en contacto con un veterinario para una consulta.

¿Te ayudó este artículo?

Selecciona lo que se adapta a tu situación o escribelo tú mismo. Apreciamos mucho sus comentarios.

¡Gracias!

Te lo agradecemos

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue