Todo sobre la reproducción de los gatos

¿Tienes gatos en casa? Si has invitado a un gato a formar parte de tu vida, sabrás que son animales muy sociables y cariñosos. Pero, ¿sabes todo lo que necesitas saber sobre ellos? A continuación, en esta guía, te contamos todo sobre la reproducción de los gatos.

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la reproducción de los gatos, para que estés preparado en caso de que desees que tengan crías. Aun así, recuerda que es muy importante que, antes que nada, hables con tu equipo veterinario de confianza para que te aconsejen y te acompañen durante todo el proceso, ¡solo así evitarás riesgos y asegurarás un buen resultado!

El celo de la gata

Con la llegada del primer celo, las gatas entran en la pubertad. Esto puede  aparecer entre los 4 los 18 meses, pero lo más común es que ocurra entre los 6 y 9 meses de edad.

Varios estudios demuestran que las razas de gatos de pelo largo tienden a entrar en celo de manera más temprana que las razas de pelo corto. Además de la raza, hay otros factores que determinan la entrada en la pubertad de las gatas, como la edad, el peso y también la estación del año.

El ciclo estral de las gatas

Las gatas presentan una ciclicidad poliéstrica estacional, con un promedio de 6 a 7 días cada 2-3 semanas desde finales de enero/febrero hasta mediados de octubre en el hemisferio norte y específicamente en España. El anestro estacional, que es el periodo de ausencia de actividad reproductiva, va de mediados de octubre hasta enero.

La actividad reproductiva está principalmente determinada por la cantidad de horas de luz solar. De hecho, las gatas mantenidas bajo luz artificial durante 12 horas continuas podrían ciclar durante todo el año, de manera similar a lo que sucede cerca del ecuador.

La ovulación de las gatas, a diferencia de las perras, es inducida por la cópula, igual que en los conejos y los hurones.  En raras ocasiones (al rededor del 30% de los casos) puede ser espontánea. Si ocurre ovulación, incluso sin fecundación, el próximo celo se retrasa de 40 a 60 días.

Comportamientos de celo en las gatas


Como mencionábamos antes, la ovulación de las gatas es inducida por la cópula. El pene espiculado del macho estimula la liberación de GnRH (hormona liberadora de gonadotropina) por el hipotálamo. La GnRH estimula la producción de LH (hormona luteinizante) por la glándula pituitaria en 2 a 4 horas, lo que a su vez promueve la ovulación.

La cantidad de LH liberada depende del número de cópulas. Las gatas que solo copulan una vez ovulan solo el 50%. Para aumentar la probabilidad de quedar preñada, la gata debe copular 4 veces en 24 horas para garantizar un pico de LH lo suficientemente alto para inducir la ovulación.

El gato

La pubertad en los gatos machos se define como el momento en que aparecen los primeros espermatozoides en el eyaculado. Normalmente, los gatos machos alcanzan la pubertad entre los 8 y 12 meses de edad. El pene de los gatos machos está protegido por el prepucio y tiene entre 100 y 200 papilas cornificadas comúnmente conocidas como espículas.

Estas espículas dependen de las hormonas, especialmente de la testosterona, por lo que después de la castración disminuyen gradualmente hasta desaparecer por completo. El fotoperíodo no parece afectar a los machos de la misma manera que a las hembras, por lo que decimos que los machos responden al celo de las hembras en cualquier época del año.

Los machos adultos y saludables no castrados son capaces de copular repetidamente durante un período de 4 a 5 días seguidos, sin disminución en el número de espermatozoides liberados.

La cópula entre gato y gata

El comportamiento reproductivo en los gatos es impredecible y rápido, a veces incluso un poco agresivo. La cópula consiste en:

  • El montaje (el gato sobre la gata), generalmente con el macho mordiendo el cuello de la hembra
  • Erección del pene
  • Penetración
  • Eyaculación
  • Salida del gato
  • Reacción posterior de la gata

Dentro de las reacciones posteriores que muestran las gatas, casi el 77% de ellas se vuelven momentáneamente agresivas hacia el macho, el 92% se lame la vulva y el 99% comienza a revolcarse emitiendo un sonido llamativo al macho. Toda la secuencia de la cópula puede durar de 30 segundos a 10 minutos.

Inseminación artificial en los gatos

Si necesitamos hacer una inseminación artificial, primero debemos inducir la ovulación mediante la administración de hormonas que estimulan la producción de LH. La recogida de semen del macho se puede hacer de varias formas (dependiendo del entrenamiento que pueda tener el gato), siendo la más común por capilaridad.

La tasa de éxito de la inseminación artificial ronda entre el 57% y el 78%, y en esta especie requiere anestesia general para poder realizarse correctamente.

Otras técnicas reproductivas avanzadas como la transferencia de embriones y la producción de clones ya se han realizado con éxito en laboratorio, pero no están disponibles en la práctica clínica.

El embarazo en las gatas: cómo saber si una gata está encinta

Los principales signos de gestación incluyen dilatación abdominal, aumento del apetito y aumento de la glándula mamaria con producción de leche. En las etapas más avanzadas del embarazo, la búsqueda de un nido aumenta y la madre tiende a tener un comportamiento más tranquilo.

Sin embargo, a veces las gatas pueden tener embarazos psicológicos mostrando todos estos signos, pero sin estar preñadas.

El medio de diagnóstico más precoz y confiable para determinar si una gata está preñada o no es la ecografía a partir de los 21 a 30 días de gestación. Radiográficamente, también es posible hacer este diagnóstico, pero solo después del día 40 a 45 de gestación.

Mientras que la ecografía nos permite evaluar la morfología de los fetos y su vitalidad, la radiografía permite sobre todo un recuento más exacto del número de bebés.

Duración del embarazo de las gatas

La duración del embarazo de las gatas varía de 62 a 71 días. Esta variabilidad es en parte consecuencia del tiempo necesario para alcanzar el pico de LH (múltiples apareamientos) y, por lo tanto, la ovulación.

La media de gatitos en una camada es alrededor de 4 (con algunas variaciones de raza en raza). Como las gatas pueden aparearse con diferentes machos durante el mismo ciclo reproductivo, esto puede dar lugar a que en la misma camada nazcan crías de diferentes padres.

Es importante permitir que la gata preñada realice algo de ejercicio regular y moderado para mantener una buena condición corporal y tono muscular, lo que será beneficioso durante el parto. Durante este período, las necesidades energéticas de la madre cambian y es necesario hacer una transición de la alimentación en el último tercio de la gestación a una comida más energética. En el mercado existen marcas que han diseñado alimentos adaptados para madres gestantes y lactantes, o alternativamente se puede proporcionar comida para gatitos recién nacidos.

Para que el parto no sea demasiado complicado, es esencial que la madre no esté obesa, por lo que es importante seguir el consejo veterinario en cuanto al momento de la transición de la alimentación y las cantidades diarias a suministrar.

Todos los medicamentos administrados a la gata gestante deben ser de acuerdo con la prescripción del veterinario, ya que algunos medicamentos pueden tener efectos teratogénicos en los bebés.

Fuentes

AniCura Santa Marinha Hospital Veterinário

Ponte en contacto con un veterinario

¿Te ayudó este artículo?

Selecciona lo que se adapta a tu situación o escribelo tú mismo. Apreciamos mucho sus comentarios.

¡Gracias!

Te lo agradecemos

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue