Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Garrapatas en gatos: síntomas y cómo eliminarlas

Los gatos, al igual que los perros, pueden presentar garrapatas y provocarles alteraciones en la piel o complicaciones mayores a consecuencia de la mordedura de este parásito. En este artículo te explicamos cómo pueden afectar las garrapatas a nuestro gato, cómo prevenirlas y cómo eliminarlas definitivamente.

Garrapatas en gatos y cómo eliminarlas

Las garrapatas son un tipo de parásito que puede afectar a diferentes especies animales. En el caso de los gatos, las garrapatas se adhieren a su piel, alimentándose de la sangre del felino y pudiendo ocasionar y transmitir diferentes enfermedades. Estos parásitos quedan enganchados a la piel del animal y, en caso de estar infectados con alguna enfermedad grave, pueden transmitirse al felino.

Algunos síntomas como la pérdida de apetito, el rascado continuo y unas décimas de fiebre pueden denotar la presencia de garrapatas. En caso de detectar una o varias, debemos seguir los siguientes pasos para eliminarlas correctamente y no provocar mayores problemas de salud al animal:

Encontrar la garrapata

Si sospechas que el felino puede tener parásitos, el primer paso será detectarlos. En ocasiones la garrapata puede ser vista a simple vista, pero en otras ocasiones será necesario identificarla a través del tacto. Palpa el cuerpo del gato y detente para analizar más exhaustivamente en caso de encontrar una especie de bulto pequeño en la piel.

Mantén la calma

Si encuentras algún tipo de parásito, mantén la calma y no intentes quitárselo de cualquier manera.

Cepilla su pelo diariamente

Además de para mantener su pelaje en un buen estado, el cepillado diario puede lograr la eliminación de garrapatas siempre y cuando aún no hayan mordido al animal.

Eliminar la garrapata con pinza

Lo más recomendable ante la presencia de una garrapata es acudir al veterinario. Si por el contrario prefieres quitárselo tú directamente en casa, debes tener en cuenta que necesitarás unas pinzas o pequeñas tenazas para eliminarla correctamente. Deberás agarrar la garrapata con las pinzas por la parte más pegada a la piel del felino. Una vez atrapada, ejerce una fuerza hacia fuera de manera continuada. Es importante asegurarse de que el parásito ha sido extraído por completo y que no queda ninguna parte en la piel del gato.

Acude al veterinario

Independientemente de si has extraído ya la garrapata o no, es fundamental acudir al veterinario para asegurarnos que el parásito ha salido por completo, que la herida ha sido curada correctamente y que el gato está libre de infecciones.

Tipos de garrapatas en gatos

Las garrapatas son parásitos que afectan a especies animales como los gatos y los perros. Aunque existen una gran variedad de tipos, por lo general, las que suelen adherirse a estas dos especies animales son cuatro: Ixodes ricinus, Ixodes hexagonus, Rhipicephalus sanguineus y Dermacentor reticulatus.

Independientemente del tipo de garrapata en gatos, pueden ser de diferentes tamaños, de color marrón o color negro.

Huevos de garrapatas en gatos

Además de a las garrapatas, es fundamental prestar especial atención a los huevos de garrapata en gatos. Este tipo de parásito puede ser portador de graves enfermedades para el animal por lo que debe ser controlado no solo cuando el parásito se encuentra en edad adulta, también en su ciclo jóven e incluso a sus huevos.

Además, las garrapatas son arácnidos con un ciclo de vida más largo que las pulgas y que pueden poner miles de huevos cada vez. Estos huevos pueden adentrarse en el ciclo sanguíneo del animal y provocar graves complicaciones o problemas de salud.

Garrapatas en gatos y sus enfermedades

Las garrapatas son parásitos portadores de diferentes enfermedades como la enfermedad de Lyme, fiebre alta, disfuncionalidades neurológicas o fallos en algunos órganos como los riñones.

Aunque no siempre las garrapatas son portadoras de enfermedades, es necesario observarlas, no bajar la guardia, proteger al animal y acudir al veterinario ante la mínima sospecha de dichos parásitos.

Póngase en contacto con un veterinario

Si cree que los síntomas son los adecuados para su animal, le recomendamos que se ponga en contacto con un veterinario para una consulta.

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue