Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Consejos para valorar si tu mascota presenta problemas cardíacos

Con los tiempos que corren, en los que se hace vital quedarnos en casa para cubrir todas las recomendaciones y sobrellevar de la mejor manera posible la pandemia actual del COVID 19, se hace necesario tener clara una pequeña guía para saber lo que le pasa mi mascota ya que, tanto si está diagnosticada de un problema cardiorrespiratorio como si lo desconocemos, puede ayudar a entender si es necesario acudir al veterinario de manera urgente.

Aunque es esencial que estos temas sean tratados por un profesional veterinario que sabrá transmitir toda la realidad sobre la gravedad de la enfermedad de nuestra mascota y el tratamiento a seguir, si puede ser vital conocer algunas recomendaciones si sabemos que convivimos con un paciente ya diagnosticado o sospechamos que puede sufrir alguna enfermedad respiratoria o cardíaca.

Si nuestra mascota ya tiene diagnosticado un problema cardíaco, es importante valorar tres cosas:

  • La frecuencia respiratoria: controlar la velocidad con la que respira mi mascota es básico. Es imprescindible valorarle por la noche, mientras duerme y revisar las veces que respira. El número de respiraciones por minuto normal suele estar en una franja de 30-35 respiraciones. Por encima y sobre todo, si hablamos de un número superior a 50 respiraciones por minuto, habría que acudir lo más rápido posible a nuestro centro de urgencias veterinarias.
  • Cómo está respirando o su postura al respirar (ortopnea). Si mantiene la boca abierta para poder respirar o los codos encogidos en señal de dificultad respiratoria, también sería momento de acudir a urgencias.
  • Si presenta desmayos o síncopes tanto en reposo o durante algún tipo de la actividad. Es una señal inequívoca de que hay un problema grave y debe ser valorado.

Hay que diferenciar también si emite algún tipo de sonido al respirar que puede indicar gravedad y un posible problema respiratorio:

  • Si el sonido de su tos es traqueal, no suele ser preocupante, salvo que acompañe de síncope o coloración azulada de la lengua (cianosis).
  • Si la tos es débil o le cuesta toser, suele ser ocasionada a nivel de los pulmones y si puede tratarse de algo muy grave y es importante acudir al veterinario lo antes posible.
  • Si emite sonidos a la hora de respirar, como una especie de ronquidos o problemas en la vía de entrada del aire podría tratarse de un problema en la laringe que también podría resultar de gravedad.

Sobre todo, ante cualquiera de estos signos o duda, la primera vía es preguntar a nuestro veterinario. Te invitamos a estar informado sobre este y otros temas en nuestro canal de YouTube.

Alexis Santana, Practice Manager de AniCura Albea Hospital Veterinario

Póngase en contacto con un veterinario

Si cree que los síntomas son los adecuados para su animal, le recomendamos que se ponga en contacto con un veterinario para una consulta.

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue