Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Estrés en gatos: Causas y cómo tratarlo

Los gatos, al igual que los humanos, también pueden estresarse y esta situación puede llevarlos a padecer algunas consecuencias o a realizar determinadas acciones. Hay que tener en cuenta que el estrés en gatos puede ser también la forma en la que el animal reacciona ante amenazas o riesgos. Y es que, ante un peligro, el gato puede llegar a activar determinados mecanismos de defensa para resolver la situación. Sin embargo, si no consigue solventar dicha situación, su organismo puede comenzar a estresarse.

Principales causas del estrés en gatos

Es importante tener en cuenta que los gatos, aunque vivan en casa, pueden sufrir estrés debido a diferentes factores. Y es que no debemos olvidar que los gatos son felinos activos, territoriales y con instinto de caza. Además, el estrés en gatos puede suponer un problema en el bienestar físico y mental del animal. Dependiendo de cómo cada gato reaccione ante los estímulos, las causas del estrés en gatos pueden ser diferentes:

  • Miedo
  • Dolor
  • Desnutrición
  • Insuficiencia de areneros o comederos
  • Socialización inadecuada
  • Situaciones conflictivas
  • Castigos
  • Aislamiento
  • Cambios de rutina

Es posible que incluso sea más de una causa la que pueda afectar a la situación de estrés del animal. En caso de que creas que tu gato está estresado, no dudes en acudir al veterinario para examinar y descartar cualquier posible alteración o problema médico. En caso de que el veterinario afirme que el gato se encuentra bajo un estado de estrés, es fundamental seguir las medidas que establezca. Algunas de las más recomendadas son:

  • Crear un entorno cómodo donde el gato se sienta seguro
  • Cuidar su higiene y alimentación
  • Generar un ambiente estimulante
  • Proporcionarle una socialización y estimulación adecuada
  • Cuida su bienestar y salud

Además, es común que el veterinario recete algún fármaco con el que conseguir reducir ese estrés ya que el estrés en gatos continuado puede ocasionar problemas de salud o alteraciones en su conducta. Por ello, es fundamental acudir al veterinario y evitar los lugares o las acciones que puedan provocar estrés a los gatos.

Síntomas, ¿Cómo manifiestan ellos el estrés?

Es importante intentar tratar los síntomas del estrés cuanto antes para evitar complicaciones. Por ello, deberás prestar atención a los cambios que tu gato pueda experimentar en su comportamiento o aspecto físico. En caso de que el estrés en gatos dure mucho tiempo, puede ocasionar consecuencias físicas o alteraciones como enfermedades respiratorias.

Aunque las causas del estrés en gatos pueden ser diferentes dependiendo del animal, las más comunes son:

  • Mostrar conductas compulsivas
  • No realizar sus necesidades en el arenero o en lugares frecuentes
  • Acicalarse de manera excesiva
  • Marcar con la orina o las uñas
  • Dejar de comer
  • Mostrar comportamientos agresivos
  • Abrir la boca de manera continuada

¿Cómo ayudar a mi gato a controlar la ansiedad?

El estrés en gatos, como otras enfermedades o alteraciones, puede prevenirse mediante diferentes hábitos o técnicas. Lo primero para garantizar un estado relajado al felino es proporcionarle un entorno seguro, sano y estimulante. Además, en este entorno debe contar con elementos que le permitan fortalecer sus capacidades y comportamiento natural. Es importante observar el comportamiento del gato y acudir al veterinario ante la mínima sospecha de estrés o ansiedad.

Póngase en contacto con un veterinario

Si cree que los síntomas son los adecuados para su animal, le recomendamos que se ponga en contacto con un veterinario para una consulta.

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue