OftalmologĂ­a

La oftalmología veterinaria ha experimentado una importante evolución, aumentando la capacidad de diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades que afectan a los ojos. De este modo, gracias a los últimos avances podemos ofrecer el mejor servicio para su mascota.

Sin duda, uno de los puntos clave en oftalmología es la detección precoz de cualquier tipo de alteración. En muchos casos, los animales domésticos empiezan a evidenciar signos de ceguera cuando han perdido un 80% de su capacidad visual, una situación irreversible que puede llevar incluso a la pérdida del ojo. Por lo tanto, es crucial brindar una atención cercana que permita reconocer cualquier posible enfermedad ocular con tiempo suficiente.

Las patologías más frecuentes en oftalmología veterinaria son:

  • Alteraciones en los párpados
    • Entropión: afecta sobre todo a los párpados inferiores, que se doblan hacia dentro causando una constante irritación, dolor, infección e incluso úlceras de córnea. Aunque puede afectar a todos los animales, hay razas predispuestas como los rottweilers, san bernardo, cocker spaniel, shar – pei, chow chow o gran danés.
    • Ectropión: en estos casos los párpados están evertidos, dejando al descubierto un área relativamente grande del globo ocular que se expone a irritaciones e infecciones.
    • Conjuntivitis: es una inflamación o infección de la conjuntiva que produce el enrojecimiento de uno o ambos ojos. En algunos casos puede incluso generar un edema, aunque normalmente presentan una secreción que puede variar desde serosa hasta purulenta.

  • Enfermedades de la córnea 
    • Queratoconjuntivitis seca: es una de las patologías más frecuentes de la córnea y de la conjuntiva (ojo seco). Se produce por una inadecuada producción de lágrimas por parte de las glándulas lagrimales, ya sea por su destrucción, daño en su innervación, medicamentos, infecciones o traumas. El éxito del tratamiento depende de la detección temprana de los síntomas con test específicos y evitar así que evolucione hacia una ceguera definitiva.
    • Úlcera de córnea: es otra afección muy frecuente debida a infecciones, agentes traumáticos o cáusticos, o asociada a la queratoconjuntivitis seca.
    • Queratitis crónica superficial del pastor alemán: también llamada pannus. Es una enfermedad degenerativa de la córnea típica del pastor alemán, aunque no específica. En estas mascotas los factores ambientales como la luz solar juegan un rol importante.

  • Glaucoma: El glaucoma es el aumento de la presión intraocular que produce rápidamente degeneración del nervio óptico y de la retina. Es una de las causas más comunes de ceguera irreversible en caninos adultos. En general, se manifiesta por una disminución brusca de la visión, dolor agudo y enrojecimiento del ojo, confundiéndose en la etapa inicial con una conjuntivitis.
  • Cataratas:  Una opacidad que se produce en una pequeña estructura transparente que está en el interior del globo ocular (cristalino). Pueden estar presentes desde el nacimiento (cataratas congénitas), aparecer en animales jóvenes entre los 2 y 4 años (cataratas juveniles) o aparecer a partir de los 8 años (cataratas seniles). En todos los casos, si no se tratan a tiempo, producen una pérdida paulatina de la visión.
  • Atrofia progresiva de retina: Es una enfermedad degenerativa de las células visuales de la retina en perros y gatos, que desemboca irreversiblemente en ceguera. Esta enfermedad es hereditaria, y las razas más afectadas son  akita, golden retriever, cocker spaniel, airedale terrier, caniche, setter irlandés o labrador. El primer signo de alerta es una disminución de la visión en lugares de poca luz o durante la noche.

¿Te ayudó este artículo?

Selecciona lo que se adapta a tu situación o escribelo tú mismo. Apreciamos mucho sus comentarios.

¡Gracias!

Te lo agradecemos

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue