Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

La mielopatía degenerativa en perros y su tratamiento

¿Sabes en qué consiste la mielopatía degenerativa en perros? En AniCura te contamos todo lo que necesitas saber acerca de cómo puede afectar esta enfermedad a nuestros perros.

¿Qué es la mielopatía degenerativa en perros?

La mielopatía degenerativa en perros es una anomalía que afecta a la médula espinal de tu mascota, haciendo que su movilidad se reduzca progresivamente.  Pese a que no se conoce con exactitud la causa, los especialistas creen que se debe a la mutación del gen SOD-

Esta enfermedad suele aparecer a los 4 años y agravarse a partir de los 8 años. Al ser degenerativa, los síntomas van empeorando progresivamente. Se caracteriza por ser una parálisis progresiva de la parte trasera del perro que con el tiempo llegará también a afectar a intestinos y vejiga. Aunque hay un gran número de características que las diferencian, la mielopatía degenerativa en perros podría compararse con la enfermedad ELA humana.

Afortunadamente, la mielopatía degenerativa en perros no es dolorosa y puede tener una calidad de vida muy buena con una silla de ruedas para perros. Sin embargo, puede resultar angustiosa para las personas hasta que nos familiarizamos con la enfermedad.

Síntomas de la mielopatía degenerativa en perros

Los síntomas de la mielopatía degenerativa en perros los podemos clasificar por fases.

Podemos identificar como primeros síntomas que cuando nuestro perro está parado las piernas de atrás empiezan a balancearse. También que se caiga fácilmente, que haga un movimiento exagerado cuando camine, que se cruce las patas al andar o pierda el equilibrio.

Como decimos, estos primeros síntomas aparecen de forma sutil, pero a medida que pasa el tiempo, pueden aparecer síntomas más preocupantes como son que nuestra mascota no pueda mantenerse en pie, que pierda el control de la vejiga e intestinos o que pierda fuerzas en las patas.

Si presenciamos algunos de estos síntomas en nuestro animal, debemos acudir inmediatamente al veterinario para que se exponga ante un examen exhaustivo para conocer si presenta esta enfermedad o no.

¿Cómo se cura la mielopatía en perros?

La mielopatía degenerativa en perros no tiene cura, pero existen medidas y pautas para mejorar la calidad de vida conforme vaya avanzando la enfermedad.

La rehabilitación y la fisioterapia es fundamental para retrasar el proceso degenerativo, ya que con esto se intenta frenar la atrofia, la pérdida de masa muscular y que se creen tensiones en el cuerpo. También con estos tratamientos se trabaja la sensibilidad y potencia la coordinación del animal.

Los accesorios como las botas para perros ayudan a que sus pies no sufran tanto y los arneses de soportes te permiten ayudarlo a levantarse y moverse.

Cuando la enfermedad ya está en un estado avanzado, las sillas de ruedas para perros son su mayor aliado, ya que le ayudarán a desplazarse con independencia y llevar una vida feliz.

 

Ponte en contacto con un veterinario

Si crees que los síntomas son los adecuados para tu animal, te recomendamos que te pongas en contacto con un veterinario para una consulta.

¿Te ayudó este artículo?

Selecciona lo que se adapta a tu situación o escribelo tú mismo. Apreciamos mucho sus comentarios.

¡Gracias!

Te lo agradecemos

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue