Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Lenguaje de los gatos. ¿Qué quiere decir nuestro felino?

¿Alguna vez tu gato ha maullado y no entendías que te quería decir? ¡No te preocupes, es normal! El lenguaje felino es más amplio y complejo de lo que creemos. A continuación te damos algunas claves para aprender a interpretar el comportamiento de los gatos y sus gestos.

Lenguaje felino: aprende a interpretarlo

Los gatos expresan su estado de ánimo o necesidades a través de diferentes acciones como el maullido, el ronroneo o el bufido. Por ello, es fundamental que cualquier persona que tenga un gato sepa interpretar estas señales para mejorar la comunicación y relación entre ambos.

  • Ronroneo: cuando tu gato ronronea suele significar bienestar y comodidad. Este característico sonido que realizan los gatos es la manera más clara que tienen de comunicar que se sienten agusto.
  • Maullido: el desarrollo del maullido está vinculado a la convivencia con los humanos. Esta acción tan común en los gatos es para llamar la atención o reclamar algo.
  • Bufido: casi nunca hay duda de que un bufido es sinónimo de peligro o miedo. Cuando un gato bufa suele ser porque se siente asustado o en alerta y reacciona con este sonido para informar de que está preparado para un posible ataque.
  • Lamido: este gesto es menos común en gatos que en perros pero, aún así, los gatos también utilizan el lamido para demostrar cariño hacia los humanos. Este comportamiento del gato dependerá en gran parte de su carácter.
  • Mordiscos o arañazos: lejos de ser un gesto de ataque, los mordiscos y arañazos son bastante comunes en gatos en el momento de juego. Casi siempre lo hacen controlando la fuerza pero si se excita demasiado con el juego si que puede llegar a ocasionar algún daño.

Gestos en gatos: lo que quieren decir

Es importante remarcar que el lenguaje felino y el comportamiento de los gatos difiere bastante del canino. Así, por ejemplo, el movimiento de la cola en perros significa alegría mientras que en los gatos puede estar indicando desconfianza o incomodidad. Por este motivo, en caso de que convivas con perro y gato, deberás conocer las diferencias entre el lenguaje de ambos animales.

En los gatos la mirada es, sin duda, un aspecto muy importante que deberás aprender a interpretar. Si tu gato fija la mirada en algo o en alguien de manera permanente, puede indicar amenaza. Si además el gato no se mueve, se esconde e incluso solo mueve los ojos, puede que el animal esté muy asustado. Si además las orejas las tiene en alerta y abiertas como para escuchar cualquier sonido de su alrededor, la cola hinchada y el lomo erizado, está preparado para atacar.

Y es que el miedo es una de las sensaciones más fáciles de ver en los gatos. Pelaje erizado, posición curvada, pupilas dilatadas y orejas muy atrás son claras señales de que hay algo que le produce temor. Además, cuando los gatos se sienten en peligro pueden llegar a emitir un maullido muy característico y fácilmente identificable como un gruñido.

Al igual que el miedo, es fácil identificar cuando un gato se siente cómodo y feliz. Incluso puede detectarse cuando un gato quiere comida: su maullido es limpio, su posición corporal es relajada y las pupilas de los ojos suelen estar en posición vertical, mirando en todo momento a la persona que puede darle de comer.

La posición de la cabeza también nos puede indicar estados de ánimo en los felinos. Así, si un gato estira la cabeza suavemente hacia delante, significa que quiere mimos, pero si por el contrario agacha la cabeza, puede que algo le esté generando miedo o desconfianza.

Incluso el movimiento de las orejas puede estar indicando felicidad si las mueve hacia arriba o defensa si se posicionan hacia los lados. También los bigotes son un claro indicador del estado de ánimo de los felinos: extendidos hacia delante significa curiosidad; el movimiento rápido es sinónimo de temor.

Como ves, la comunicación y gestos de los gatos es sutil, pero con el tiempo y estas claves llegarás a comprender el lenguaje de los felinos y a interpretar rápidamente cada acción del día a día. Observa a tu gato y comienza a mejorar la relación con él aprendiendo a interpretar su lenguaje felino.

Póngase en contacto con un veterinario

Si cree que los síntomas son los adecuados para su animal, le recomendamos que se ponga en contacto con un veterinario para una consulta.

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue