Gato Escapista

Que los gatos se escapen de casa es un problema relativamente habitual y se puede considerar normal según la causa que desencadene dicha conducta.

¿Por qué razones puede escaparse de casa nuestro gato?

Los gatos pueden escaparse de casa principalmente por las siguientes razones:

  1. Por motivación sexual: Sobre todo, ocurre en gatos machos cuando llegan a la pubertad (alrededor de los 9 meses) y perciben alguna hembra en celo por los alrededores.
  2. Para huir de un estímulo amenazante, algo que les cause un miedo muy intenso, como por ejemplo un ruido fuerte, una persona o animal que les da miedo, etc. El problema de fuga en estos casos puede ser puntual, es decir que el gato se escape solamente cuando aparezca el estímulo amenazante, o bien un problema más constante y progresivo si el gato percibe que su territorio no es un lugar seguro.
  3. Por aburrimiento, falta de estimulación: suele suceder en el caso de gatos que no tienen suficientes juguetes disponibles para jugar ni tampoco elementos de enriquecimiento ambiental, como por ejemplo cajas donde esconderse, superficies elevadas, juguetes dispensadores de comida, etc.
  4. Incremento de la población de gatos: en general los gatos tienden a dispersarse cuando el número de gatos del territorio aumenta.

¿Qué debemos hacer para tratar de evitar que esto suceda? 

El tratamiento de la conducta de fuga dependerá de la razón principal por la cual el gato se escapa. Las medidas que podemos aplicar para reducir los problemas de fuga en gatos son:

¿Influye el celo en el hecho de que quieran escapar de casa?

Efectivamente, sobre todo en el caso de los machos enteros que perciben el celo de las hembras de alrededor y se escapan para ir a buscarlas.

¿Y la personalidad de nuestro gato también influye?

La personalidad y el aprendizaje también influyen. Por ejemplo, los gatos que siempre han tenido acceso al exterior y están acostumbrados a ello, tenderán más a salir que un gato que siempre haya estado dentro de un domicilio.

¿Suelen regresar a casa después de sus 'escapadas'?

Normalmente, si en casa tienen un ambiente agradable y el motivo de fuga no es por huir de una amenaza, suelen regresar. En función de la razón por la cual se escapan, tardaran más o menos en regresar a casa.

Uno de los mayores peligros de que se escapen son los posibles accidentes, ¿no es así?

Efectivamente, los accidentes, junto con las caídas desde varios pisos de altitud, las intoxicaciones (por raticida, por ejemplo) y las peleas entre gatos u otros animales son algunos de los peligros más graves y frecuentes de los gatos escapistas.

¿Qué nos recomienda hacer si nuestro gato se escapa?

Los gatos que tienen tendencia a escaparse deberían estar al día de vacunas, incluyendo la vacuna frente al virus de la leucemia felina; deberían respetar las pautas de desparasitación interna y externa recomendadas por el veterinario/a, y deberían estar correctamente identificados con microchip.

Por otro lado, cuando un gato regrese después de haberse escapado, deberíamos revisar que no tenga heridas ni otras lesiones y que tenga un comportamiento normal. Los cambios de conducta pueden servirnos para identificar algún otro problema: dolor, intoxicaciones, etc.

 

Anna Jovells, veterinaria de AniCura Vetamic Clínica Veterinaria