En la asistencia de sanitaria a las personas, la estimulación muscular eléctrica constituye un consolidado método de tratamiento fisioterapéutico dentro de, por ejemplo, la rehabilitación ortopédica y neurológica. También en la medicina veterinaria se recurre cada vez en mayor medida a la electroterapia.

Velázquez Hospital Veterinario

Calle Velázquez 109 28006 Madrid
Vea direcciones 915627769

¿Cómo funcionan los tratamientos de electroterapia?

Los impulsos eléctricos actúan a través de placas conductoras/electrodos aplicados directamente sobre la piel del perro o gato. Dichos impulsos provocan breves contracciones musculares en la zona tratada, mejorando la circulación y haciendo que los músculos trabajen sin sobrecargar las articulaciones lesionadas.
Los electrodos se adhieren sobre la piel, encima o cerca del área afectada, y se conectan a una fuente de potencia operada por batería que emite impulsos eléctricos. Durante el tratamiento, el animal podrá notar espasmos y cosquilleos en la piel situada bajo los electrodos.


TENS (electroestimulación percutánea)

El TENS se emplea en casos de dolor agudo y prolongado, independientemente de que tenga su origen en las articulaciones, el esqueleto, los músculos, la piel, los órganos internos o el sistema nervioso. También puede usarse con las tensiones musculares.

Este método terapéutico ha demostrado tener un efecto analgésico. También ayuda a impulsar la cicatrización de heridas en los trastornos circulatorios mediante el incremento del flujo sanguíneo.
Con este tratamiento se estimulan mediante corrientes eléctricas los nervios situados debajo de la piel. Dicha estimulación promueve la activación del sistema de atenuación del dolor propio del organismo. Aunque el dolor se reduce provisionalmente, no se actúa sobre la causa de la afección en sí.
Si bien el TENS puede bastar como método terapéutico independiente, se aconseja complementarlo con otro tipo de tratamiento médico.


NMES (electroestimulación neuromuscular)

En las lesiones nerviosas de, por ejemplo, la médula espinal, o en los daños sobre el sistema nervioso periférico, la electroestimulación muscular puede contribuir a reconstruir una capacidad perdida de actividad muscular consciente.
Supone un complemento de otros tratamientos fisioterapéuticos y de rehabilitación, también ha de combinarse con un activo entrenamiento de la movilidad, la resistencia, la coordinación y las funcionalidades.
Con el NMES se estimulan los nervios que controlan los músculos, originando con ello una contracción muscular y excitando también las fibras táctiles (como en el TENS), lo que produce un alivio del dolor.
El NMES puede aplicarse con las finalidades siguientes:

Para que los métodos TENS y NMES ofrezcan un resultado adecuado se han de efectuar ensayos personalizados y minuciosos.


Seguimiento de los tratamientos

Se suele llevar a cabo un seguimiento con una periodicidad frecuente. En caso de dolor de larga duración, puede precisarse de cinco a diez sesiones para obtener resultados. Se ha de evaluar cada punto de colocación de los electrodos. En ocasiones se ensayan distintas ubicaciones para lograr un resultado óptimo.

Velázquez Hospital Veterinario

Calle Velázquez 109 28006 Madrid
Vea direcciones 915627769