mi perro ladra sin parar

Que todos los perros ladran (o al menos, la mayoría) es un hecho, lo sabemos. El problema viene cuando ladra constantemente y por cualquier motivo. En este caso debemos consultar con un veterinario o un etólogo, es decir, un experto en comportamiento animal.

¿Por qué ladran los perros? 

Los ladridos de los perros pueden significar diferentes cosas según la situación y el contexto en el que emiten este sonido, un tipo de comunicación vocal de la que se sirven para comunicarse con otros congéneres o con nosotros. Los motivos más comunes son: 

Mi perro ladra a otros perros 

No siempre obedece a una cuestión de agresividad. De hecho, muchos perros utilizan el ladrido para incitar a otros canes a jugar. Ahora bien, un perro puede ladrar a otros por miedo, frustración o porque realmente es agresivo. Es primordial una buena socialización para evitar que nuestro perro se comporte de manera agresiva con sus congéneres. Lo ideal es hacerlo desde cachorro. Pero si tenemos a nuestra mascota adulta, podemos adiestrarle para que se relaje y no vea a otros perros como una amenaza. 

Las claves para que nuestro peludo no ladre y acabe disfrutando de la compañía de otros perros son: 

¿Cómo enseñar a tu perro a que deje de ladrar? 

Para que tu perro no ladre, lo importante es prevenir. Por ello, es esencial que tu mascota reciba una buena educación desde cachorro. Un buen adiestramiento en el que se contemplen las órdenes básicas será crucial para que tu animal de compañía se convierta en un perro equilibrado sin problemas de conducta como el ladrido. 

Pero, ¿y si adoptas a tu mascota ya adulta? En este caso, lo más adecuado es que recurras a la ayuda de un profesional para que te ayude a adaptarse al nuevo hogar, sobre todo, si tiene un problema de ladridos. 

Si un perro ladra de vez en cuando pero si le dices que se calle, lo hace, no debemos considerarlo como un problema. Sin embargo, cuando un animal no obedece y sigue ladrando sin parar debemos consultar con un profesional para que nos ayude a tratar este comportamiento. 

Gritar, por ejemplo, no ayuda, puesto que puede incitar a que tu mascota ladre más. Por ello, la primera regla para que tu perro deje de ladrar es utilizar una orden firme pero calmada. Por ejemplo, decir 'silencio' pero sin gritar mientras te llevas el dedo a los labios para que tu mascota asocie este gesto con una acción. 

Cuando un perro obedece a una de nuestras órdenes, lo normal es premiarle. Sin embargo, en este caso hay que ir con cuidado, advierte la veterinaria, puesto que el perro podría interpretar que estás recompensando la acción de ladrar. Lo ideal es decir una palabra suave como buen chico y seguir actuando con normalidad. 

En el caso de que este comportamiento se repita cuando no estás en casa, es recomendable grabarle u observarle mediante una cámara de vigilancia en remoto para saber en qué situaciones ladra.

Cómo ayudarle a calmar la ansiedad 

Algunos perros pueden sufrir ansiedad por separación, un problema que puede manifestarse con ladridos. Para tratar este problema de conducta, es necesario la ayuda de un profesional veterinario experto en conducta animal, quien te dará las pautas para, poco a poco, modificar este trastorno. 

¿Por qué ladra sin motivo?

Si tu mascota es mayor (más de 9 años) y empieza a tener comportamientos distintos como, por ejemplo, ladrar sin motivo o a deshoras, es posible que esté sufriendo algo similar a lo que nosotros podemos padecer: una demencia o deterioro cognitivo

Los ladridos sin motivo son un síntoma de que nuestro perro se hace mayor y es aconsejable que se lo comentemos a nuestro veterinario, puesto que existen tratamientos que pueden ayudar a nuestra mascota. 

Además de este síntoma, el deterioro cognitivo en perros suele manifestarse también con problemas de incontinencia, de sueño o vagabundeos por la casa. 

Hay que recordar que no se trata de una enfermedad, sino de una consecuencia del paso del tiempo, pero que existen maneras de frenar o mejorar la actividad cerebral, asegura la experta. Por otro lado, los perros no suelen utilizar el ladrido cuando se encuentran mal. Si un propietario observa que su perro ladra sin motivo de repente, y sobre todo, si es mayor, debe comentarlo a su veterinario. Pero no debe asustarse ya que no suele ser una señal de enfermedad, porque no suele ser una manera de manifestar dolor. Y si el perro es joven lo habitual es que se trate de un problema de conducta. 

Errores que pueden hacer que ladre más 

Por último, es importante revisar aquellos comportamientos nuestros que pueden reforzar que nuestro perro ladre más. Y es que, sin querer, podemos estar favoreciendo esta conducta: 

Paloma Ballester, veterinaria de AniCura Velázquez Hospital Veterinario