Laparoscopia

La laparoscopia en veterinaria es una técnica de exploración, mediante una micro-cámara que se introduce por el abdomen se consigue observar, manipular e intervenir órganos y vísceras.

En el hospital veterinario AniCura Velázquez tenemos más de 10 años de experiencia en Laparoscopia y somos un hospital de referencia.

La laparoscopia nos permite determinar el estado de los órganos internos, detectar tumores intra-abdominales, tomar material para biopsias y realizar cirugías como la ovariohisterectomia (castración por laparoscopia), exéresis de pequeños tumores, extracción de la vesícula biliar…

La micro-cámara también se pude introducir en el tórax y entonces la intervención se llama Toracoscopia o en una articulación y en este caso se denomina artroscopia.

En definitiva, la laparoscopia nos permite hacer diagnósticos muy precisos y realizar intervenciones quirúrgicas sin tener que abrir el abdomen, por lo que el animal tendrá una recuperación mucho más rápida y sobre todo menos dolorosa, por eso se llama cirugía de mínima invasión.

¿Cómo se hace una laparoscopia en veterinaria?

Para realizar una laparoscopia, es decir una observación del abdomen a través de una cámara, necesitamos introducir una cantidad de gas (co2 medicinal) suficiente para separar bien la pared abdominal del resto de estructuras abdominales, a esto se le denomina “bóveda”.

Para crear la bóveda ponemos en el abdomen del animal una aguja llamada “aguja de berres”, que a su vez está conectada a un equipo programado para que mantenga “hinchado” al animal con el gas co2 medicinal de forma constante.

aguja-de-berres-laparoscopia-veterinaria
equipo de insuflación de gas, para mantener “hinchado” al animal.        
 

Una vez que hemos conseguido una buena bóveda, es decir, que hemos hinchado el abdomen del animal lo suficiente, introducimos un «Trocar» por una incisión de menos de un centímetro que no permite que salga el gas del abdomen.

                          Trocar para una intervención por laparoscopia
                 Trocar para una intervención por laparoscopia

El trocar nos permite introducir la cámara o pinzas para trabajar en el interior. Es posible introducir varios trocares, pero la mayoría de las intervenciones se pueden realizar con tan solo 2, 3 o 4 trocares.

Por uno de los trocares introducimos siempre la cámara que nos permite ver el interior; mientras que por los otros trocares podemos introducir diferentes instrumentos en función de las necesidades de la intervención, por ejemplo, podemos introducir pinzas para separar y poder bien las estructuras que estamos explorando, pero también podemos introducir, tijeras, bisturí eléctrico, etc.

Castración por laparoscopia

En el hospital veterinario AniCura Velázquez realizamos la castración mediante Ovariectomia laparoscópica (estirpación solamente de los ovarios), una técnica de cirugía de mínima invasión, es decir, menos “agresiva” que la convencional ya que no requiere abrir el abdomen del paciente. La cirugía se realiza con cámaras diminutas y material especial a través de tan sólo 2 o 3 pequeñas incisiones.

Ventajas de la castración por laparoscopia para perros y gatos:

La castración por laparoscopia es una técnica que utiliza tecnología moderna, requiere equipos caros y una gran formación del cirujano.

La mayor garantía es nuestra experiencia.

En el hospital veterinario AniCura Velázquez somos especialistas en Laparoscopia y además contamos con el Certificado de Calidad Veterinaria otorgado por el Colegio de Veterinarios de Madrid en la especialidad de cirugía, lo que le garantiza profesionalidad, seguridad y el bienestar animal.