Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Examen médico veterinario

Se puede requerir un examen médico si, por ejemplo, el animal ha empezado a beber mucho o a comer mal, vomita a menudo o tiene diarrea.

Póngase en contacto con un veterinario

Si cree que los síntomas son los adecuados para su animal, le recomendamos que se ponga en contacto con un veterinario para una consulta.

También puede ser necesario un examen médico si se ha producido un cambio de comportamiento o del estado de salud general, o si se observa una calidad del pelaje o una formación muscular anómalas.

En el examen médico se comienza preguntando al dueño por el historial clínico (anamnesis) del animal. A continuación, se procede a realizar un reconocimiento clínico y se suelen hacer análisis de sangre para conocer el recuento sanguíneo y el funcionamiento de los órganos internos. El reconocimiento se complementa a menudo con análisis de orina y análisis de sangre ampliados que incluyan, por ejemplo, un análisis hormonal.

Dependiendo de las conclusiones de la anamnesis, del reconocimiento y de los análisis, se pueden incluir diferentes pruebas diagnósticas por imagen, como radiografías, ecografías o endoscopias. En ocasiones, puede ser necesario ingresar al perro o al gato para tratar los síntomas y la patología subyacente o para llevar a cabo exámenes más amplios, como por ejemplo, en caso de trastornos metabólicos.