Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Cirugía de urgencia

La mayoría de las operaciones son programadas, pero hay también cuadros que exigen la intervención urgente del animal.

Póngase en contacto con un veterinario

Si cree que los síntomas son los adecuados para su animal, le recomendamos que se ponga en contacto con un veterinario para una consulta.

La cirugía de urgencia implica por lo general un mayor riesgo que la planificada. A menudo, el animal se muestra afectado por dolencias o traumatismos que deben resolverse quirúrgicamente, lo que significa que tanto la anestesia como la cirugía en sí conllevan un riesgo superior. Se intentará estabilizar al paciente en la medida de lo posible antes de dormirlo, con ayuda, por ejemplo, de una sonda intravenosa. También se garantizará la posibilidad de aplicar medidas de cuidados intensivos (entre otras, suministro de oxígeno o transfusión de sangre) en caso de requerirse.
Algunos ejemplos de cuadros que pueden requerir una cirugía urgente son la piometra, una obstrucción intestinal o de la uretra, cesáreas y una torsión gástrica. Las lesiones causadas por accidentes pueden exigir también de una intervención de urgencia (como por ejemplo, en caso de hemorragia interna).

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue