Tenemos nueva web

Esperamos que la disfrutes. Con todas estas novedades, pueden producirse errores, por lo que pedimos disculpas si un botón no funciona o si algunos links o enlaces no son perfectos. Estamos trabajando para que todo salga bien.

Chequeo médico veterinario

Los chequeos de salud permiten la detección precoz de alteraciones del cuerpo y/o fisiológicas, que, en caso de no ser descubiertas a tiempo, pueden causar, a la larga, problemas a nuestras mascotas. Dado que muchas enfermedades van asociadas a un proceso prolongado, algunas de ellas, pueden detectarse en un estadio temprano mediante un chequeo.

Póngase en contacto con un veterinario

Si cree que los síntomas son los adecuados para su animal, le recomendamos que se ponga en contacto con un veterinario para una consulta.

.

No existen recomendaciones concretas sobre cuándo ha de realizarse un control de salud. Es el propio dueño del animal quien lo decide, aunque en el caso de animales de más avanzada edad, se recomienda por regla general, un chequeo anual o semestral. Las mascotas suelen considerarse mayores cuando superan la mitad de su esperanza de vida, es decir, en el caso de los perros, entre cuatro y siete años, en función de la raza, mientras que en los gatos se aplica normalmente entre unos siete y diez años.

El veterinario efectuará un reconocimiento clínico de la mascota, desde el hocico hasta la cola, comprobando su estado general, dentadura, piel, ojos y oídos, etc., y auscultando su corazón y sus pulmones. Con ocasión del chequeo veterinario se analizará a menudo una muestra de sangre y, a veces, de orina.

Si se descubre algún indicio sospechoso durante el control podrá llevarse a cabo un examen a fondo y una exploración mediante otras pruebas diagnósticas como por ejemplo, ecografía o radiografía. En ese caso, se concertará normalmente una nueva cita.

Error

Ha ocurrido un error. Esta aplicación puede no responder hasta que no se recargue