Cistoscopia

La exploración de la uretra y la vejiga.

Actualmente solo se pueden realizar cistoscopias a las perras. Podemos explorar la vejiga de perros macho y gatos, pero practicando una incisión en la pared abdominal. La cistoscopia permite diagnosticar malformaciones congénitas de las vías urinarias, recoger muestras de tejido de la vejiga y la uretra y, en algunos casos, extraer también cálculos urinarios.