Perro finlandés de laponia

El perro finlandés de Laponia, también conocido como lapphund finlandés, es un perro adorable con fuertes instintos de perro pastor. Eso se debe a sus orígenes entre los samis o lapones. Si buscas un perro alerta y activo puede que este sea ideal para ti.

Perro finlandés de laponia

Información Básica

Origen

La historia del perro finlandés de laponia empieza hace cientos de años entre los lapones nómadas, cuando el perro los ayudaba a cuidar y proteger a sus renos. Durante el siglo XX, la vida de los samis empezó a cambiar lentamente. Los avances tecnológicos y la vida cada vez menos nómada hicieron que empezaran a depender menos de los perros para el pastoreo de sus renos. Al mismo tiempo, esta raza empezó a hacerse popular por toda Escandinavia.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el Kennel Club finlandés estableció el estándar de la raza, que se basó en los perros pastores de renos de los samis. La raza pasó entonces a llamarse perro pastor lapón. Desde ese momento, el estándar del tipo de raza cambió varias veces antes de definirse definitivamente en los años setenta. Sin embargo, el nombre de la raza actual, perro finlandés de laponia, se estableció por primera vez en 1993. Hoy en día, es un perro de compañía muy popular gracias a su carácter activo, dispuesto y lleno de cariño.

 

Carácter

Debido a sus orígenes como perro pastor de renos, las características del perro finlandés de laponia son muy variadas. Para poder llevar a cabo su tarea, ha tenido que ser valiente, alerta y mentalmente estable, pero también tranquilo y seguro, para poder mantener a todo el rebaño junto. Estas cualidades hacen de este un estupendo perro guardián y un perro de compañía popular. Es social con otros perros, con las personas y también muy bueno con los niños. Otras características que hacen de este un perro tan adorable es lo amigable, humilde y cariñoso que es, por eso son perros de terapia estupendos.

 

Nivel de actividad


Gracias a la versatilidad de las razas, le resulta fácil pasar de una actividad al reposo. Requiere ejercicios diarios que pongan a prueba su estado físico y mental, de lo contrario estará desmotivado. Es por eso que es el perro ideal para aquellas personas que buscan un amigo peludo que esté dispuesto a trabajar. Alterna las actividades entre paseos largos, carreras, excursiones y otros ejercicios exigentes. Si lo haces, accederá encantado a descansar un rato contigo en el sofá. Si satisfaces las necesidades del nivel de actividad de este perro, también evitarás que se vuelva destructivo y muy ruidoso.

El perro finlandés de laponia obtiene buenos resultados en disciplinas de los deportes caninos como la obediencia y la agilidad. Así que, si quieres llevar su adiestramiento un nivel más allá, este es el perro perfecto.

 

Cuidado del pelaje


Este amigo peludo tiene una capa doble de pelo grueso y abundante que requiere ciertos cuidados, pero no muchos. Gracias a que la capa superior es áspera, la suciedad se desprende fácilmente y también evita que el perro se moje. Cepíllale el pelo de vez en cuando, sobre todo durante la época de la muda, para mantenerlo bien cuidado y eliminar los pelos muertos.

Al perro finlandés de laponia solo hay que bañarlo cuando sea necesario, porque si no se le ablanda el pelaje. El pelaje se mantiene perfectamente sin mucho esfuerzo.

Es importante que los cachorros de esta raza se acostumbren a los baños y el cepillado desde el principio. Así será más fácil que los acepte como una parte habitual de su vida.

 

Adiestramiento

Un perro inteligente y activo necesita ejercicios variados para progresar. Gracias al carácter cooperativo y de aprendizaje rápido del perro finlandés de laponia, no suelen darse problemas siempre que se satisfagan sus necesidades. Haz que los ejercicios sean cortos y entretenidos, y usa técnicas estimulantes positivas para evitar que se aburra.  Como ya se ha mencionado, esta raza es ideal para los deportes caninos como el olfato y la obediencia en rally.

Dados sus orígenes como perro pastor, el perro finlandés de laponia tiende a ladrar mucho. Para no molestar a los vecinos, tienes que adiestrarlo y enseñarle cuándo puede ladrar y cuándo no.

 

Tamaño y peso

El perro finlandés de laponia tiene un cuerpo fuerte con una altura cerca de los 49 cm en los machos y de los 44 cm en las hembras. Pesan entre 19 y 21 kg.

 

Color

El pelaje puede ser de varios colores y combinaciones de colores, como negro, rubio, castaño y pardo.

 

Particularidades de esta raza

Dado que el perro finlandés de laponia viene de una zona muy septentrional, no tolera bien el calor. Lo mejor es que esté a cubierto durante los días cálidos del verano. Esta raza también alcanza la madurez más tarde en comparación con otras; crece lentamente y suele vivir muchos años.

 

Enfermedades hereditarias


El perro finlandés de laponia no padece grandes problemas físicos de salud. No obstante, puede sufrir displasia de codo y de cadera, así como atrofia progresiva de la retina. Estas son otras enfermedades de las que debemos llevar un seguimiento:

Si tienes dudas sobre la salud de tu perro, consulta a tu veterinario.

Alimentación


Como en el resto de perros, los hábitos alimenticios y la cantidad de comida dependerán de factores individuales, como el peso, el nivel de actividad, la edad y mucho más. Proporciónale siempre comida de gran calidad y rica en proteínas. 

Tipo


Perro pastor

Cinco datos curiosos sobre el perro finlandés de laponia

  1. Tiene un fuerte instinto de pastoreo debido a sus orígenes como perro pastor de renos.
  2. Es un perro muy activo que necesita ejercicios regulares y variados para estar contento.
  3. Es activo y está siempre alerta, pero también es tranquilo y mentalmente estable.
  4. Dado que viene de una zona muy septentrional, el no tolera bien el calor. Mantenlo a cubierto los días de mucho calor.
  5. El pelaje de este can requiere ciertos cuidados, pero gracias a la áspera capa superior, no acumula mucha suciedad.

¿Qué raza de perro es adecuado para mi?

Realiza el Test