Pastor de shetland

El pastor de shetland, también conocido como sheltie, es famoso por su inteligencia y agilidad. Con un largo historial como mejor amigo del granjero, hoy en día el sheltie es un excelente miembro de la familia y una superestrella de los deportes caninos.

Pastor de shetland

Información Básica

Origen

Algunas teorías sugieren que el pastor de shetland es una mezcla de numerosas razas nórdicas, entre ellos el pomerania, el border collie o hasta el king charles spaniel. Como su nombre indica, el pastor de shetland (apodado sheltie) procede de las islas Shetland, que se sitúan entre Escocia y Noruega. En el pasado, fue el mejor amigo de los granjeros escoceses, que criaban a los perros cruzando al border collie con perros más pequeños para arrear sus rebaños de ovejas. Además, también protegían la propiedad ladrando a los pájaros y a otros animales para espantarlos del huerto: todo un guardián de confianza. En la actualidad, a muchos shelties les encanta cazar pájaros, algunos incluso tratan de cazar los aviones que los sobrevuelan. El aspecto actual del sheltie difiere del que tenía en el pasado. Las imágenes antiguas muestran a un pero más robusto y con una cabeza más corta y ancha.

Carácter

Gracias a su especial carácter, es fácil encariñarse con los shelties. Son unos compañeros cariñosos en cualquier familia, niños incluidos, aunque pueden ser reservados con los desconocidos. Ser protectores forma parte de su naturaleza, por lo que se apresuran a ladrar si hay invasores en su territorio. Esto los hace unos guardianes excelentes, pero para no molestar a los vecinos debes adiestrarlos para que guarden silencio en casa. Y si no te gustan los perros vocales, este no es el tuyo. Además, el sheltie es considerado un perro activo, sagaz, dócil y comprometido. Le encanta complacerte y enseñarle es sorprendentemente fácil.

Nivel de actividad


La velocidad, agilidad y capacidad para saltar de esta raza son algunas de sus características físicas. Esto hace de él un perro excepcional en actuaciones, donde suele destacar en el campo de agilidad entre los de su mismo tamaño. Si te gusta estar activo, encontrarás un gran amigo en el sheltie, porque están llenos de energía. Para prosperar necesitan correr y actividades como agilidad y flyball. También precisan ejercicio físico y mental para sentirse bien. En realidad, los shelties son muy inteligentes y necesitan una ocupación. Sin este tipo de estimulación, sin duda acabarán aburriéndose. Como son perros sensibles acuérdate de adiestrarlos usando estímulos positivos.

Cuidados del pelaje

Los shelties tienen una doble capa: la capa inferior es corta y densa y la exterior, áspera y larga. El pelaje de esta raza es más sencillo de cuidar de lo que podría parecer, pero debes cepillarlo hasta casi rozar la piel una vez a la semana. Durante la época de la muda deberás darle unos cuantos cepillados extra. Puedes facilitar el proceso mojando el pelaje con un poco de agua. Presta especial atención al pelo de detrás de las orejas, pues suele enredarse. Incluso tendrás que cortarle de vez en cuando el pelo que tiene alrededor y debajo de las patas. La frecuencia de los baños varía de un perro a otro, pero un pelaje adecuado desprende la suciedad y repele el agua, por lo que normalmente solo necesitan un baño cuando están muy sucios. Cuando bañes a tu sheltie, deberás secarlo muy bien hasta la piel, preferiblemente con un secador de pelo.

Adiestramiento


Los shelties son muy inteligentes y necesitan desafíos en los que trabajar. Por eso es tan importante que los entrenamientos sean variados y divertidos. Adiestra a tu perro usando estímulos positivos, muchos juegos y sesiones cortas. Intenta que el entrenamiento sea interesante, de lo contrario se aburrirá si repites el mismo ejercicio una y otra vez.
Si eres una persona activa, busca un sheltie al que se le den bien muchos deportes caninos, por ejemplo, exhibiciones, obediencia, estilo libre, rastreo deportivo y mucho más. En lo referente a agilidad, esta raza sobresale debido a su capacidad atlética natural, a su capacidad de trabajo y a su predisposición por agradar a sus dueños.

Tamaño y peso

Los tamaños pueden ser muy diversos, pero en los machos la altura va de 35 a 39 cm y en hembras, de 33 a 38. Un sheltie común y corriente pesa de 6 a 7 kg.

Color

El color del pelaje del pastor de shetland varía. Los colores más comunes son tres colores básicos, todos ellos con cantidades variables de marcas blancas y fuego. Estos tres colores son: arena, negro y azul mirlo. En ocasiones, la raza es tricolor negro, con un patrón fuego y blanco o azul mirlo.

Particularidades de esta raza

La raza se divide en dos líneas: shelties americanos y shelties ingleses. El aspecto y carácter de estas dos líneas varía enormemente.

Por lo general, los shelties son unos compañeros de familia excelentes. Gracias a su pequeño tamaño, a su gran inteligencia y a la entrega con su dueño, un sheltie puede ser un primer perro ideal, siempre y cuando estés preparado para satisfacer su demanda de energía. El sheltie es un buen amigo de los niños si se cría junto a niños que sepan tratarle con respeto. Por ende, debes enseñar a los niños cercanos al perro cómo acercarse y tocarlo.

Enfermedades hereditarias

El sheltie sufre pocas enfermedades de raza pura, pero he ahí algunas de las que debes llevar un control:


Información importante: Hacer que dos perros azul mirlo se apareen es muy peligroso (el llamado «doble merlé»), pues puede provocar ceguera, sordera y otras enfermedades graves.

Alimentación

La cantidad de comida que tu sheltie debe ingerir dependerá siempre de su tamaño, edad, complexión, metabolismo y nivel de actividad. Haz que tu peludo se mantenga en buena forma dosificándole la comida y alimentándolo dos veces al día. Si tienes dudas sobre su peso, puedes hacerle una prueba en casa. En primer lugar, mira hacia abajo y asegúrate de que puedes ver la cintura del perro. Después, comprueba si puedes sentir sus costillas sin tener que apretar fuerte. Si no puedes, necesita menos comida y más deporte.

Tipo


Perro pastor

Cinco datos curiosos sobre el pastor de shetland

  1. Cuando se trata de agilidad, el sheltie se encuentra en el top internacional.
  2. Es muy inteligente, de modo que cuando estés entrenándolo, varía los ejercicios o se aburrirá.
  3. Esta raza quiere mucho a su familia. Suelen ser buenos con los niños, aunque pueden ser reservados con los desconocidos.
  4. No esperes que sea un perro que no ladre: ser protectores forma parte de su naturaleza, por lo que se apresuran a ladrar si hay invasores en su territorio.
  5. La raza se divide en dos líneas, la americana y la inglesa, y el aspecto y carácter de estas dos líneas varía enormemente.

¿Qué raza de perro es adecuado para mi?

Realiza el Test