Labrador Retriever

Afectuoso, fácil de adiestrar, social. El Labrador Retriever es, de forma bien merecida, una de las razas de perros más populares de Dinamarca. Son uno de los perros familiares preferidos, pero no debemos olvidad que el labrador es un perro de caza que necesita actividad en su día a día.

Labrador retriever

Información Básica

Origen

El labrador  es uno de los perros de familia más populares en multitud de países. A los labradores les encanta la gente y se les adiestra fácilmente. Están acostumbrados a trabajar con su dueño y a escuchar. El labrador retriever es originario de Terranova y se cuenta que los primeros perros que llegaron a Inglaterra no eran cazadores. Eran seleccionados por sus habilidades en el agua y por su capacidad para recuperar peces que habían escapado de las redes, ya que eran excelentes nadadores capaces de nadar largas distancias. Los antepasados del labrador moderno son, presumiblemente, una mezcla de estos supernadadores cruzados con otros perros de caza. A día de hoy, el labrador es un perro cazador sin igual que lucha con fiereza tanto en la tierra como en el agua. De forma paralela, es la raza favorita para usarse como perros antidrogas, de rescate y lazarillos.

Carácter

El labrador retriever es, de forma bien merecida, una de las razas de perros más populares del mundo. Es paciente, equilibrado y cooperativo por naturaleza. Es un perro familiar y le encanta ser parte de la familia gracias a su personalidad sociable, afectuosa e interactiva. Por lo general, el labrador tiene un buen carácter con cualquiera, aunque puede estar alerta en tu casa. Esta raza tiene un olfato excelente y adora el agua.

El labrador necesita ser parte de la familia y no progresará si es una mera mascota. Necesita actividad mental y ejercicio físico para progresar en su día a día. Es una raza inusualmente alegre y tiende a sufrir sobrepeso. Esta raza está acostumbrada a transportar, así que les encanta llevar cosas. Lo normal es ver a labradores supercontentos por llevar algo en la boca.

Nivel de actividad

Esta raza es adecuada para todo tipo de familias o, en realidad, para cualquier dueño activo. Debes estar preparado para realizar ejercicio y estimulación mental diaria para que se mantenga sano y feliz. Aparte de los paseos habituales, puedes escoger entre muchas actividades que realizar con tu labrador, pues es muy versátil. ¿Qué te parece salir a trotar, nadar, hacer senderismo o que corra junto a tu bici? ¡Probablemente tu labrador se apuntará hasta a un bombardeo!

Si sientes curiosidad por los perros deportivos, puedes adiestrar a tu labrador para que compita en agilidad, rally, estilo libre u obediencia.

Dado que a esta raza le encanta la comida, suelen sufrir sobrepeso, y es por ello por lo que el ejercicio diario es fundamental. Sin olvidarnos de su rutina alimentaria.

Cuidado del pelaje

Su pelaje es corto y denso, sin ondas ni rizos. Tiene un tacto duro y es una protección ideal contra la intemperie, el viento y el agua. Le protege y aísla en casi cualquier tipo de clima. El pelaje atrapa suciedad, de modo que te recomendamos cepillar al perro con regularidad.

Adiestramiento

El labrador retriever es una raza extremadamente adiestrable. Les encanta jugar con su dueño y se esforzarán por conseguir una golosina. Como esta raza se cría para el trabajo, significa que les encanta transportar y llevar cosas. Es por ello que se alegrará si recibe un juguete como recompensa durante su adiestramiento. Esta raza debe criarse con cariño y estímulos positivos. No olvides que a esta raza le apasiona la comida. Por ende, deberías considerar si es una buena idea que te pida comida cuando estés en la mesa. Si no quieres tener a un perro que te pida comida en la mesa, trata de no darle comida en esos casos desde muy pequeño.

Muchos labradores se utilizan para la caza, cuya especialidad son las aves de gran plumaje. Por lo general, esta raza no caza por su cuenta ni deambula por ahí. Mantienen un estrecho contacto con su dueño.

Tamaño y peso

Machos: De 56 a 57 cm.

Hembras: De 54 a 55 cm.

Peso: De 25 a 34 kg.

Color


El labrador retriever es negro liso, marrón o dorado. Existe una variante del color dorado que muy oscuro y que se conoce popularmente como «rojo zorro».

Particularidades de esta raza

Los labradores retrievers se crían en dos líneas. Una línea de trabajo (también llamada «de terreno») y otra de «belleza». En el estándar de la raza solo se describe un tipo, pero existe una clara diferencia entre ambas líneas. Además, existe una línea que combina ambas y que se conoce como «doble propósito». Las líneas de terreno suelen criarse como perros de trabajo, mientras que las líneas de belleza se crían para concursos, aunque sin ignorar por completo sus atributos para trabajar. El tipo que mejor se adapte a ti dependerá de qué vida puedas ofrecerle al labrador.


Al labrador le encanta el agua todo el año. Esto significa que pueden desarrollar eczemas húmedos o sufrir el síndrome de la cola fría, entre otras cosas. Puedes prevenir los eczemas húmedos y el síndrome de la cola fría secando muy bien a tu perro cuando salga del agua para evitar la exposición prolongada al frío y a la humedad. Puede que te interese utilizar unas almohadillas de secado que absorban la humedad.


Enfermedades hereditarias


El labrador es una raza sana que por lo general no sufre graves problemas de salud. Existen algunas enfermedades hereditarias de esta raza que puede que quieras evitar en la cría. Si quieres comprar un labrador con pedigrí, normalmente puedes ver qué perros en la línea han sido sometidos a test y cuál es el resultado.

Las enfermedades hereditarias típicas de esta raza son:

Displasia de cadera

Displasia de codo

OCD (osteocondrosis) Cataratas APR (atrofia progresiva de la retina).

Es importante que, antes de comprar tu cachorro, compruebes si hay perros en la línea que sufran estas enfermedades.


Alimentación


Al escoger la alimentación de tu labrador retriever es importante que escojas un alimento que cubra todas sus necesidades. Es de suma importancia que el perro esté bien alimentado durante el primer año, ya que es vital en caso de que desarrolle enfermedades de las articulaciones. Escoge un alimento que se adecúe al tamaño y nivel de actividad de tu perro. Como los labradores tienden a engordar, es importante que controles a tu perro con frecuencia y que te asegures de que no coja peso. El sobrepeso puede causar problemas articulares, diabetes y cardiopatías. Si tienes cualquier pregunta relacionada con qué comida necesita tu perro y qué cantidad, siempre puedes recurrir a tu veterinario.

Tipo


Perro deportivo

Cinco datos curiosos sobre el labrador retriever

  1. El pelaje resistente al agua de los labradores y su cuerpo musculoso son ideales para actividades al aire libre como senderismo, acampada y deportes acuáticos.
  2. Los labradores pueden ser de tres colores: negro, dorado o chocolate.
  3. A los labradores les encanta el agua: cualquier masa de agua del tamaño de un charco o más grande atraerá a tu labrador; el barro se considera un complemento. 
  4. Les encanta la comida y tienden a sufrir sobrepeso, así que vigila el peso de tu perro.
  5. Se crían en dos líneas: una de trabajo y una de belleza.

¿Qué raza de perro es adecuado para mi?

Realiza el Test