Sagrado de Birmania

Grácil y elegante, con zarpas blancas como la nieve, extraordinarios ojos azules y un pelaje dorado que parece esculpido por los dioses. El sagrado de birmania es un miembro adorable que toda familia merece.

Sagrado de birmania

Información Básica

Origen

En realidad, aunque se cree que proviene del sur de Asia, no se sabe el verdadero origen del sagrado de birmania. Se dice que se importó a Europa desde Birmania a principios del siglo XX. A estos gatos, también llamados «birmanos», se les vio por primera vez en Francia en 1925 y parecen están emparentados con el siamés, el angora y el persa. Esta raza casi desapareció durante la Segunda Guerra Mundial, razón por la cual solo podemos conocer su historia con exactitud a partir de la década de 1940.

Cuenta la leyenda que todos los gatos birmanos proceden de un templo de gatos en Birmania que pertenecía a un sacerdote. En el templo había una estatua dorada de una diosa con ojos azul zafiro. El sacerdote murió al lado de unos de sus gatos y la diosa cambió a dorado el color blanco de su pelaje y dio a sus ojos un llamativo color azul. Sus patas permanecieron blancas como la nieve, como signo de su pureza. Incluso se dijo que el alma del sacerdote se reencarnó en el cuerpo del gato y viajó al paraíso cuando este murió. Después de este suceso, todos los sacerdotes birmanos se reencarnaban en gatos sagrados tras su muerte, por lo que la raza recibió el nombre de sagrado de Birmania.

Carácter

Los birmanos son gatos elegantes y apacibles que se mueven con delicadeza, lo que es de esperar en estos antiguos gatos de templo. Tienen un carácter dulce adorable, y les encanta que les acaricien la cabeza con suavidad y dormir en el regazo. Se comunican con sonidos suaves y claros, y te avisarán si quieren comida y caricias o si les has dejado encerrados en alguna habitación, pero no necesitan demasiada atención.

Además, son inteligentes y curiosos, y les gusta explorar el territorio cercano. Esto puede provocar que tu gato quede atrapado en el garaje o que lo encuentres durmiendo tranquilamente en la cama de tu vecino. Son sociables y se llevan bien con adultos, niños, otros gatos y, a menudo, también con perros, lo que los convierte en el gato familiar perfecto. A pesar de su carácter relajado y tranquilo, también les encanta jugar. Los juguetes interactivos, las pelotas, echar carreras o jugar a disfrazarse con los niños son algunas actividades que podrán divertir a tu gato.

Aspecto, tamaño y peso

El birmano tiene un tamaño mediano. Las hembras suelen pesar entre 3 y 4,5 kg y los machos, de 4,5 a 7 kg. Su cuerpo es suave y largo, con patitas muy cortas y una cola tupida. La cabeza tiene una forma parecida a un corazón, con una cara encantadora y pequeñas orejas puntiagudas. Y no debemos olvidar sus ojos, que no pueden ser más azules.

Color

Esta raza tiene un patrón himalayo. Es decir, su cuerpo es pálido y cobra un tono más claro en el pecho y vientre, pero sus orejas, cara, patas y cola son más oscuras, en armonía con el color del cuerpo. Los extremos de sus patas son blancos como la nieve y parecen guantes. En las zarpas traseras, los «guantes» se extienden hacia arriba en forma de V invertida en la parte posterior de la pata.

Los birmanos pueden tener varios colores del tipo colorpoint, como marrón, azul, chocolate y lila. También hay birmanos de color atigrado, que suelen tener una marca clara en la frente en forma de M, una marca alrededor de los ojos que parece un monóculo, motas en las almohadillas del hocico y rallas y anillos en las patas y cola.

Cuidado del pelaje

El pelaje es semilargo o largo y muy fino y sedoso. Tiene una pequeña capa inferior, lo que hace que rara vez se enrede, por lo que es muy fácil de cuidar. Debes peinarlo con regularidad con un peine o cepillo de acero para mantenerlo suave y brillante. En invierno, el birmano pierde mucho pelo, por lo que es aconsejable que lo peines con mayor frecuencia si no quieres que tu casa se llene de ellos.

Particularidades de esta raza

Por su naturaleza sociable, los birmanos tienden a ponerse algo nerviosos si los dejas solos durante largo tiempo. Es beneficioso para ellos tener compañía en todo momento, ya sea de humanos o de otras mascotas.


Enfermedades hereditarias

Los birmanos normalmente son animales sanos, pero pueden sufrir ciertas enfermedades hereditarias. Algunas son:

Alimentación

No hay recomendaciones especiales en cuanto a la alimentación de tu birmano. No suelen tener hambre excesiva, pero cuando quieran comer te lo harán saber.

Cinco datos curiosos sobre el birmano

  1. Al sagrado de Birmania también se le conoce como «Birmano». Cuenta la leyenda que una diosa creó a esta magnífica raza.
  2. Reconocerás a esta raza al instante. Destacan sus claros ojos azules y sus singulares zarpas blancas.
  3. Es un gato muy social y tiene un carácter tranquilo y manso.
  4. La insuficiencia renal y la pérdida de pelo son dos enfermedades que afectan a los birmanos.
  5. Son estupendos gatos de familia y disfrutan mucho jugando con niños y otras mascotas.

¿Qué raza de gato es adecuado para mi?

Realiza el Test