Bosque de Noruega

Procedente de los bosques noruegos, este gato de pelo largo es ideal para una familia medianamente activa. Regálale un rascador interior y mucho amor, y tendrás un queridísimo amigo de por vida.

Bosque de Noruega

Información Básica

Origen

El bosque de Noruega tiene una larga historia que se remonta a cientos de años atrás, puede que a miles. Este gran y robusto gato es el gato nacional de Noruega, pero nadie sabe con precisión cuál es su origen. Podría descender del gato siberiano de Rusia o de los gatos de pelo largo de Turquía, traídos por los vikingos escandinavos. O puede que simplemente sea una cría natural prolongada durante mucho tiempo y perfectamente adaptada al clima frío escandinavo. Cuenta la leyenda que el bosque de Noruega acompañaba a los vikingos durante sus viajes por el mundo y que mantenían los barcos libres de ratas. Incluso se dice que la diosa nórdica Freya tenía un carro del que tiraba con la ayuda de seis musculosos bosques de Noruega. 

La raza estuvo a punto de extinguirse durante la Segunda Guerra Mundial, y no fue hasta finales de los sesenta cuando algunos cuidadosos entusiastas lograron asegurar la raza.

Carácter

Si buscas un gato social, cariñoso aunque sin exigir tu atención constantemente, esta raza es para ti. El bosque de Noruega es un miembro de la familia estupendo y disfruta de la compañía de niños y adultos. No es muy ruidoso, pero te maullará si se te ha olvidado darle de comer. Sin duda, te seguirá para pasar el rato y ver qué estás haciendo, sin sentir la necesidad de que lo cojas o acaricies. Aunque el bosque de Noruega disfruta de la compañía, tiene un carácter más reservado con los extraños. Deja que se tome su tiempo para conocer a las visitas bajo sus propias condiciones.

Los felinos de esta raza son medianamente activos y excelentes trepadores. Es aconsejable tener un rascador de interior si no quieres encontrártelo haciendo equilibrios en las estanterías. El bosque de Noruega es inteligente y sacará provecho de juguetes interactivos que activen su cerebro, y a menudo responde bien a ser adiestrado con clickers y premios.

Aspecto, tamaño y peso

El bosque de Noruega es un gato de gran tamaño y no alcanza su desarrollo completo hasta los cinco años. Los machos pesan entre 5 y 10 kg y las hembras, entre 3 y 6. Tienen un cuerpo musculoso y largo, cuyas piernas traseras son más altas que las delanteras. Su cabeza presenta una forma triangular y tienen orejas copetudas, así como ojos almendrados, lo que le confiere a la raza un aspecto salvaje.

Color

Su pelaje puede adoptar cualquier tipo de color y patrón. Puede tener un color sólido o un patrón mixto con blanco. Sus ojos pueden ser verdes, dorados o cobre. Algunos bosques de Noruega de color blanco pueden tener ojos azules u ojos dispares, siendo uno de ellos azul y el otro de un color diferente.

Cuidado del pelaje

Tiene un pelaje largo e hidrófugo, con una densa capa inferior, perfectamente adaptado para sobrevivir en los bosques escandinavos. Cepíllalo con un peine o cepillo de metal varias veces a la semana para evitar nudos y enredos. Puede que tengas que cepillarlo con mayor frecuencia durante la primavera, cuando muda mucho el pelo. Por lo general, no tienes que bañar al bosque de Noruega, lo cual es algo positivo teniendo en cuenta su pelaje hidrófugo.


Particularidades de esta raza

Aunque se cría en el bosque, sorprendentemente, al bosque de Noruega no le importa permanecer en el interior y no suele alejarse mucho de casa. Tiene una fuerte tendencia a ser independiente y una marcada personalidad: hace lo que quiere cuando quiere.

Gracias a sus afiladas, gruesas y fuertes uñas son escaladores míticos. Pueden escalar rocas y es el único gato domesticado que sabe bajar de un árbol de cabeza. Si no encuentras a tu bosque de Noruega, ¡mira hacia arriba! Este observador felino probablemente esté sentado en la zona más alta de tu casa o en un árbol desde donde pueda enterarse de todo lo que ocurre a su alrededor.

Enfermedades hereditarias

Los bosque de Noruega padecen algunos problemas de salud genéticos, algunos de los cuales son:

Alimentación

El bosque de Noruega necesita la cantidad adecuada de alimento y nutrientes para creer y mantener un pelaje sano y brillante. Esto es de suma importancia durante sus primeros cinco años, hasta que se desarrolla por completo. Como el bosque de Noruega tiene una mandíbula robusta, le conviene que la comida sea densa a la hora de masticar. Esto le ayudará a masticar más despacio y a sentirse lleno mucho antes.

Cinco datos curiosos sobre el bosque de Noruega

  1. Es un trepador de árboles, como la mayoría de los gatos, pero este tiende a bajar de cabeza.
  2. Cuenta la leyenda que la diosa nórdica Freya tenía seis bosques de Noruega que la ayudaban a transportar su pesado carro.
  3. Su cuerpo y pelaje están bien adaptados a los climas más fríos.
  4. Para simplificar las cosas, a menudo se les llama «Wegie» o «Wedgie», que hace referencia a la raíces escandinavas de esta raza.
  5. Son gatos sociales e inteligentes que se adaptan a la perfección a cualquier tipo de familia.

¿Qué raza de gato es adecuado para mi?

Realiza el Test