Abisinio

El abisinio es un gato único. Un animal inteligente de curiosidad constante, lleno de energía y juguetón. Un divertido miembro de la familia que a veces hace travesuras y quiere ser el centro de tu atención.

Abisinio

Información Básica

Origen

Como es una de las razas de gatos más antiguas, hay muchas historias románticas sobre su origen. Cuando el abisinio llegó por primera vez a las exposiciones felinas en Inglaterra a finales de la década de 1800, se decía que la raza provenía de Abisinia, lo que hoy se conoce como Etiopía. Ciertamente, estos gatos se parecen a los de las pinturas egipcias que hay en pirámides y templos, a menudo en forma de diosas con cabeza de gatos. En la actualidad, gracias a las pruebas genéticas, sabemos que los primeros abisinios llegaron a Europa desde el sureste de Asia y regiones costeras del océano Índico, como India e Indonesia. La raza probablemente recibió su nombre del país de Abisinia, de donde se dice que fue importada Zula, la primera gata exhibida en la exposición de gatos de Crystal Palace en Inglaterra. 

Otras razas de las que posiblemente proviene el abisinio son el siamés, el birmano y el azul ruso. Su característico y hermoso denso pelaje también se asemeja al de los gatos que los romanos llevaron a Inglaterra.

Carácter

El abisinio, también conocido como «Aby», no es un gato tranquilo que duerme todo día. Si elijes un abisinio, tendrás un gato curioso y muy inteligente al que le encanta jugar e interactuar con sus humanos favoritos. Vive la vida al máximo, adora los juegos y se mantiene activo durante horas. Puede llegar a ser exigente, pero también ofrece entretenimiento sin fin al dueño adecuado. Sin embargo, debes ser consciente de que no es un gato muy tranquilo; estará siempre atento a lo que haces y dispuesto a jugar y divertirse.

Para mantener entretenidos a estos gatos inquietos, lo ideal es usar un clicker, puzles complicados, circuitos de agilidad y enseñarles trucos, o incluso sacarles a pasear con correa por el parque. Al Aby le encanta observar a los pájaros, así que, si tienes jardín, coloca un comedero para pájaros cerca de la ventana. También es un gran saltador y le gusta estar lo más alto posible mirando lo que ocurre a su alrededor. 

No le importa ser la única mascota de la familia, siempre y cuando sea el centro de atención. Sus mejores amigos son los niños y adultos con ganas de jugar. Si sueles estar fuera de casa, es aconsejable escoger a dos hermanos de la misma camada para asegurarse de que tienen el mismo nivel de actividad.

Aspecto, tamaño y peso

Aunque es originario del sureste asiático, el abisinio se parece a los pequeños gatos salvajes africanos. Su cabeza es cuneiforme y ligeramente redondeada, tiene orejas grandes y anchas, y unos enormes ojos rasgados de color verde o dorados. Los ojos están rodeados de líneas oscuras, como si estuvieran delineados. El cuerpo medio del abisinio es muscular, elegante y atlético, con patas delgadas de hueso fino, garras pequeñas y compactas y una larga cola puntiaguda. Las franjas de color de su pelaje le dan un aspecto cálido y casi brillante. Un macho abisinio adulto puede pesar de 4,5 a 7,3 kg y las hembras, entre 4 y 6,8 kg.

Color

El pelaje jaspeado alterna franjas de color claro y oscuro en cada tallo de pelo. Los abisinios tienen cuatro colores principales: marrón rojizo con un marrón más oscuro o negro, canela con un tono marrón chocolate, beige cálido con tonos azules y beige rosado con un marrón claro como el cacao. En algunos casos, los Abys pueden ser de color lila, chocolate y de varios tonos plateados.

Cuidado del pelaje

El pelaje corto y fino de los abisinios es fácil de cuidar. Un cepillado semanal con un cepillo de acero eliminará el pelo muerto y mantendrá su pelaje brillante y bonito. Durante el periodo de muda, es aconsejable bañarlos para eliminar el exceso de pelo.  

Particularidades de esta raza 

En muchos aspectos, esta raza no se puede comparar con el resto. Su comportamiento se parece más al de un perro. Es inteligente, atlético, muy sociable, y puede hacer divertidas travesuras. Por ejemplo, a los abisinios se les llama a menudo «Aby-grabbys», del inglés grab (agarrar), por su habilidad para agarrar aquello que capta su atención. A estos gatos también se les conoce por su habilidad para «entrenar» a sus dueños con rapidez para que hagan cosas por ellos, ya sea colocando su juguete favorito frente a él o dando golpecitos en su mano para que le haga caso.

Siempre tratan de ser el centro de tu atención, fijándose en todo lo que haces y dándote pistas para que sepas qué quieren. Asegúrate de tener muchos juguetes divertidos y desafiantes, y al menos un árbol para gatos para que puedan trepar hasta el techo.

Enfermedades hereditarias

Los abisinios pueden desarrollar una enfermedad hereditaria llamada deficiencia de piruvato quinasa (PKD, por sus siglas en inglés), que afecta a la capacidad metabolizadora de los glóbulos rojos y puede causar anemia. También se ha visto en los abisinios un problema de ojos llamado atrofia progresiva de retina (PRA, por sus siglas en inglés), que puede causar ceguera progresiva. Además, pueden sufrir luxación patelar, cuando la rótula se disloca o se desplaza de su posición normal; o displasia de cadera, cuando las articulaciones de la cadera no se forman de forma correcta, lo que puede causar una degeneración de las articulaciones y osteoartritis dolorosa.

Siempre debes elegir un criador responsable y preguntar si al gato le han hecho algún tipo de prueba y si está vacunado. 

Alimentación

Como la mayoría de gatos, los abisinios necesitan una dieta completa, nutritiva y equilibrada de comida seca y húmeda. Ya que se trata una raza muy activa, es importante elegir una comida de alto contenido proteico que le proporcione la energía suficiente para su nivel de actividad.

Consulta siempre con tu veterinario si no estás seguro de qué comida es la más adecuada para tu gato.

Cinco datos curiosos sobre el abisinio 

  1. Tienen una gran capacidad para aprender trucos y, además, hacer que los humanos hagan lo que ellos quieren.
  2. Son grandes trepadores y saltadores, y necesitan un árbol alto para gatos al que trepar. Es decir, si quieres conservar tus cortinas y estanterías en buen estado.
  3. Brindan compañía alegre y divertida. Debido a su naturaleza juguetona, en ocasiones hacen tonterías y travesuras.
  4. Son gatos que están siempre en movimiento, jugando, saltando, trepando y explorando.
  5. Su exclusivo pelaje jaspeado les otorga un aspecto de gato salvaje.

¿Qué raza de gato es adecuado para mi?

Realiza el Test