En las analíticas de sangre se recoge una pequeña cantidad de sangre para su análisis, en función del número y tipo de pruebas a realizar. Los análisis de sangre pueden gestionarse en el laboratorio interno o remitirse a uno externo.

San Fermín Hospital Veterinario

Calle Nueva 27 31192 Mutilva Alta
Vea direcciones 948 230 802

Análisis de sangre para el examen de enfermedades

Análisis de sangre para el examen de enfermedades

En ocasiones, el resultado de un análisis de sangre puede revelar que el animal padece una patología determinada. Ahora bien, existen numerosas enfermedades que no pueden diagnosticarse solo con una analítica. Junto con información adicional (por ejemplo, el historial clínico y radiografías), los resultados de la prueba pueden ayudar al veterinario a efectuar un diagnóstico correcto. Muy a menudo, los análisis de sangre también se emplean para excluir enfermedades concretas.


Análisis de sangre para control de enfermedades crónicas

En ciertas enfermedades crónicas, como por ejemplo la epilepsia, ha de controlarse el nivel de la medicación en sangre, ya que es esencial para el control de la enfermedad el asegurarse que la cantidad de medicación que el animal está recibiendo es adecuada. Esto mismo ocurre en enfermedades comunes como pudiera ser la diabetes, por ejemplo.


Análisis de sangre previo a la anestesia

En ocasiones, cuando se va a intervenir al perro o gato, se le toma una muestra de sangre antes de dormirlo. El veterinario utilizará el resultado de la analítica para efectuar una evaluación de riesgos de cara a la anestesia, tal y como se realiza en medicina humana.


Procedimiento para realizar un análisis de sangre

Normalmente, se colocará a la mascota sobre la mesa de tratamiento en la toma de muestras, que llevará a cabo el veterinario o enfermero. Las muestras de sangre venosa se suelen extraer de una vena situada en la cara anterior de una pata delantera, en el lado posterior de una pata trasera o de la vena de gran tamaño que se encuentra a ambos lados del cuello y que se llama yugular.
El área concreta de la pata se afeita y esteriliza. Muchas veces se ajusta una cinta elástica alrededor de la pata para destacar los vasos sanguíneos.
Se introduce en el vaso sanguíneo una cánula de muestreo, la cual suele ir conectada a un tubo al vacío, que absorbe la sangre o con jeringa. Se emplean distintos tubos en función de lo que vaya a analizarse. Algunos de ellos contienen diversos aditivos con los que se mezclará la sangre antes de su análisis. Los diferentes colores de los tapones de los tubos representan un aditivo concreto. Una vez recogida la muestra se aplicará en la pata del animal un apósito, que podrá retirarse transcurrido en torno a una hora.

¿Cómo reacciona el animal?

La reacción de perros y gatos en la toma de muestras es algo totalmente individual. Algunos responden ante el pinchazo, mientras que muchos no parecen sentir molestia alguna. Si el dueño sabe por experiencia que el perro o el gato se asusta o le resulta incómodo, es aconsejable comunicárselo al personal. A veces debe colocársele al perro un bozal y a los gatos un collarín o incluso, si el nivel de estrés del animal es muy alto, será necesario el uso de una ligera sedación para tomar la muestra de sangre.

San Fermín Hospital Veterinario

Calle Nueva 27 31192 Mutilva Alta
Vea direcciones 948 230 802