En los ámbitos de la reproducción y la ginecología veterinaria habitualmente se tratan y examinan los problemas de fertilidad, la optimización del día de apareamiento, la evaluación del semen, las inseminaciones artificiales y el control de la gestación.

Marina Baixa Hospital Veterinario

Passeig Mitja llegua 17 03580 Alfaz del Pi
Vea direcciones 966860669

Inseminación artificial para perras

La inseminación artificial consiste en que el veterinario introduce semen en el aparato reproductor de la perra. En la actualidad existen tres métodos para ello: semen fresco, refrigerado o congelado. Únicamente los veterinarios especializados en reproducción pueden inseminar al animal, de los cuales varios trabajan en AniCura.

Examen de fertilidad en perras

Si la perra ha tenido dificultades para aparearse o quedarse encinta, el veterinario puede realizar un examen de fertilidad para detectar los factores que podría haber detrás, por ejemplo, estrechamientos o malformaciones. En la exploración suele realizarse una citología vaginal y/o un análisis de progesterona. El aspecto de los órganos genitales puede examinarse también mediante una ecografía.

Análisis de semen

En el examen de fertilidad del macho se toma una muestra de semen para comprobar su calidad en el microscopio, donde se evalúan el aspecto, la motilidad (movilidad de los espermatozoides) y posibles defectos. Para tomar la prueba es útil contar con la presencia de una hembra en celo, pero igualmente no suele haber problema con la mayoría de los machos.

Análisis de progesterona para perras

A fin de determinar el momento óptimo para el apareamiento de una perra en celo, se mide el contenido de progesterona en la sangre, a menudo durante varios días consecutivos. La causa más común de que no se produzca un embarazo es que el apareamiento no se realice en el momento adecuado.

Citología vaginal

La citología vaginal consiste en examinar las células de la mucosa vaginal de la perra. Se frota un bastoncillo contra la mucosa para obtener una muestra de células que posteriormente se extienden en un cristal, donde se tiñen para poder identificar los diferentes tipos de células. Esta prueba puede emplearse para determinar en qué momento del ciclo de celo se encuentra la perra o para detectar patologías en la vagina. Se suele realizar cuando se calcula que se acerca la ovulación de la perra.

Apareamiento no deseado

Si la perra se ha quedado encinta de forma no deseada, existe la opción de causar un aborto mediante un tratamiento médico. Se inyecta un compuesto hormonal dos veces con un intervalo de 24 horas y seguidamente se realiza una ecografía del útero para comprobar que el tratamiento ha funcionado.

Marina Baixa Hospital Veterinario

Passeig Mitja llegua 17 03580 Alfaz del Pi
Vea direcciones 966860669