Las pastillas anticonceptivas pueden administrarse para evitar el celo y, por lo tanto, un embarazo no deseado. La hembra desarrolla un estado de falsa gestación, de modo que no entra en celo.

José del Hierro Centro Veterinario

Calle José del Hierro 41 28027 Madrid
Vea direcciones 915619982

Los inconvenientes de las pastillas anticonceptivas residen en que no son totalmente seguras, ya que la gata puede vomitar la pastilla, el dueño puede olvidar dársela o la gata puede estar fuera el día que le tocaría tomarla. Todo ello incrementa el riesgo de tener una camada no deseada.

Además, a largo plazo existe una serie de efectos secundarios relacionados, como son el mayor riesgo de padecer piometra (una infección del útero), un riesgo algo mayor de sufrir tumores de mama y un pequeño riesgo de desarrollar diabetes.

No deben administrarse pastillas anticonceptivas a gatas embarazadas, diabéticas, con patologías uterinas, hepáticas o pancreáticas.

Las pastillas anticonceptivas son un compuesto hormonal similar a la hormona progesterona, pero con un efecto más intenso, que puede administrarse en forma de comprimidos (una vez a la semana) o de inyecciones (una vez cada cinco meses).

Las pastillas anticonceptivas son una alternativa si debe evitarse el embarazo durante un período breve o si la gata se va a utilizar para la cría. Requieren receta y están asociadas a ciertos efectos secundarios, en consecuencia, no deben administrarse a todas las gatas.

AniCura recomienda que el veterinario realice un chequeo de salud de la gata antes de recetar los anticonceptivos.
La forma más segura de evitar un embarazo no deseado es castrar al animal porque se hace desaparecer su deseo sexual.

José del Hierro Centro Veterinario

Calle José del Hierro 41 28027 Madrid
Vea direcciones 915619982