shunt portosistémico

¿Qué es el shunt portosistémico?

El shunt portosistémico es una malformación congénita vascular que puede provocar daños neurológicos. El tratamiento quirúrgico por vía laparoscópica reduce el periodo post operatorio, causa menos dolor tras la cirugía, minimiza la necesidad de medicación y evita el collar isabelino, tan molesto para el animal. Los síntomas más comunes son convulsiones o comportamientos extraños, como quedarse mirando al vacío o apoyar la cabeza en la pared.

¿Qué es el shunt portosistémico?

El shunt portosistémico es una malformación congénita vascular que hace que determinados animales nazcan con una comunicación anómala entre dos venas, generalmente entre la porta y la cava. Es por ello que las sustancias tóxicas absorbidas desde el sistema digestivo pasan directamente a la sangre saltándose el paso hepático lo que provoca un daño, casi siempre neurológico. En AniCura San Fermín Hospital Veterinario, pionero en la operación por vía laparoscópica de esta malformación, lo que intentan es cerrar esta anomalía para que la sangre tome su camino hasta el hígado. 

Lo más habitual es que esta anomalía afecte a perros, generalmente de razas pequeñas, como los bichones, yorkshires o teckels, aunque también a algunos gatos, y los síntomas más claros que nos pueden poner en alarma son convulsiones, o comportamientos extraños, como quedarse mirando al vacío o apoyar la cabeza en la pared. Habitualmente, estos síntomas aparecen después de comer, que es cuando aumenta el nivel de amoniaco en sangre. Afortunadamente, con el tiempo, y la precisión de las técnicas diagnósticas actuales, vemos que hay pacientes con síntomas más leves como diarreas o vómitos hemorrágicos. Síntomas que antes no se asociaban a un shunt pero que ahora podemos asociarlos con la enfermedad. 

¿Cuál es el tratamiento habitual?

El tratamiento habitual para un shunt es el quirúrgico. El objetivo de la operación es cerrar este shunt, pero poco a poco. No se puede abrir y cerrar directamente porque entonces el hígado no está preparado para recibir toda esa cantidad de sangre de golpe y los animales fallecerían. Se instalan unos dispositivos que van alrededor del vaso y que, con el tiempo, se van haciendo más estrechos, cerrando el vaso progresivamente para que el hígado se vaya adaptando al nuevo flujo de sangre y lo vaya asumiendo correctamente.

La operación del shunt portosistémico vía laparoscópica es una intervención quirúrgica joven. De hecho, AniCura San Fermín Hospital Veterinario, es uno de los pocos hospitales veterinarios en España que realizan esta intervención mediante cirugía de mínima invasión. Los beneficios de esta técnica son múltiples, pero destacamos principalmente: la reducción del periodo postoperatorio, el menor uso de medicamentos y se evita el uso del collar isabelino. 

Esta técnica, aunque es reciente, ha tenido un amplio desarrollo en la esterilización de las mascotas. 

David García, veterinario responsable en Diagnóstico por Imagen, Cirugía y Técnicas de Mínima Invasión de AniCura San Fermín Hospital Veterinario