¿Pulgas? Aquí está la solución

Los perros y también los gatos pueden sufrir de esta pequeña pero desagradable criatura: la pulga. Este parásito chupasangre puede causar problemas de picores y otros mayores como erupciones cutáneas o pérdida del pelo de tu mascota. Aquí tienes nuestra visión acerca de las pulgas y de cómo librarte de ellas.

¿Qué tipo de animales son las pulgas?

Las pulgas son un tipo de insecto de entre 2 y 6 milímetros. Son parásitos, esto significa que utilizan y se alimentan de otro animal sin amenazar la vida de este. Las pulgas necesitan sangre de otro animal para reproducirse. Una vez elegido su anfitrión, la pulga rápidamente se sitúa en la piel para empezar a succionar la sangre de nuestra mascota. No tienen alas, pero sí tienen unas patas muy potentes con las que rápidamente saltan de un animal a otro.

Las pulgas vienen de los lugares cercanos a nuestras mascotas, de sus alrededores. Tanto los perros como los gatos pueden traer pulgas a casa de erizos, ratas, pájaros o lugares donde husmean. Muchos de estos tipos de pulgas no se pueden adaptar a la vida dentro del hogar, y resulta más fácil deshacerse de ellas. Una excepción es la pulga de gato, que, a pesar de su nombre, también ataca al perro y en ocasiones a humanos. Este pequeño insecto marrón puede sobrevivir mucho tiempo lejos de su animal anfitrión, por lo que se hace necesaria una limpieza exhaustiva de toda la casa para librarnos de él. Los muebles o las sábanas y mantas son ejemplos de donde les encanta poner huevos. La pulga puede sobrevivir hasta 12 meses, si se dan las condiciones de temperatura y humedad. En condiciones favorables, una pareja de pulgas se puede convertir en 5.000 en tres meses.

¿Cómo saber si mi mascota tiene pulgas?

Un signo común es que a nuestra mascota le pica y se rasca más de lo normal. Además, si nuestro perro o gato es alérgico a la saliva de la pulga, podría llegar a tener problemas mayores. Las pulgas pueden llegar a ser difíciles de detectar, pero con un examen rápido de la piel de nuestro animal, rápidamente detectaremos mordiscos o irritaciones. Si es así, lo aconsejable es visitar al veterinario.

Otro modo efectivo, es revisar el pelaje de nuestro amigo de cuatro patas con un peine para pulgas y una toallita húmeda. Si caen a la toallita unos copos de color óxido según se va peinando, lo más probable es que nuestra mascota tenga pulgas.

¿Cómo me deshago de las pulgas?

Hay muchos remedios caseros contra las pulgas. En muchos casos, se pueden utilizar los mismos productos que para las garrapatas. Consulta a tu veterinario cual es el mejor producto y ten en cuenta que si tienes más de un animal, deben ser todos tratados. Si tenemos en cuenta que tan sólo el 5% se encuentran en el anfitrión, el otro 95% están en el resto de la casa. Se necesita una limpieza a fondo, con aspirado y lavado de ropa de cama, fundas, y otros textiles que haya en casa. A menudo es un trabajo agotador hasta que nos libramos de ellas, pero merecerá la pena y ¡nuestra casa quedará reluciente!