tumores quimioterapia

La electroquimioterapia, una alternativa para animales con tumores no sensibles a la quimioterapia tradicional

La electroquimioterapia, una nueva terapia que elimina la resistencia de algunos tipos de tumores a los tratamientos con quimioterapia, como los tumores superficiales de cabeza y cuello, tumores orales en estadios tempranos o sarcomas de tejidos blandos.

El cáncer es una de las mayores preocupaciones para los cuidadores de perros y gatos, siendo la primera causa de muerte de los animales geriátricos. Por ello, tanto cuidadores como veterinarios hemos ido tomando conciencia de la necesidad de proveer de cuidados especiales a sus mascotas, y se han producido grandes avances en la medicina y cirugía veterinaria, especialmente en el campo del tratamiento del cáncer.

En este sentido, la electroquimioterapia es una nueva modalidad de tratamiento para algunos tipos de cáncer. Se trata de un procedimiento rápido, poco invasivo y que reduce los efectos tóxicos de la quimioterapia a nivel sistémico observados en otras terapias. Este método elimina la resistencia de algunos tumores al quimioterápico mediante el uso de un campo eléctrico determinado, que consigue hacer porosa la célula (electroporación) para que la quimioterapia que se aplique, bien por vía intravenosa o por vía intralesional, consiga penetrar en la misma y así lograr que mueran las células tumorales.

Esta terapia, que se lleva aplicando en Europa desde el año 2006 y su uso está extendido tanto para medicina humana, veterinaria, biotecnología y en la industria alimentaria, está indicada para tumores superficiales de cabeza y cuello, tumores orales en estadios tempranos o sarcomas de tejidos blandos. Estos tumores no son sensibles a la quimioterapia convencional, y la máquina ejerce un impulso eléctrico en estas células tumorales, lo que las hace permeables a un tipo de quimioterapia intravenosa, haciéndolas sensibles a dicho fármaco y experimentando remisiones parciales o completas en un número bajo de sesiones, pudiéndose aplicar incluso sobre el lecho quirúrgico para disminuir la posibilidad de reaparición en cirugías que no permiten un amplio margen quirúrgico.

El fármaco de quimioterapia intravenosa o intralesional que se usa para el tratamiento, no suele hacer una bajada de defensas tan marcadas como otros fármacos en otros protocolos, pero no está exento de riesgos ya que hay que hacerlo bajo anestesia general. No obstante, los animales están monitorizados durante todo el procedimiento y siempre que se origine algún efecto secundario local en la zona de aplicación se manejaría ambulatoriamente. 

En este sentido, el Hospital AniCura Buenavista Hospital Veterinario apuesta por este técnica, reforzando su unidad de oncología con un innovador equipo de electroquimioterapia para el tratamiento de diferentes tumores y que mejorará la calidad de vida de los pacientes.

Con la incorporación de este nuevo equipo de electroquimioterapia al servicio de oncología del centro veterinario, AniCura Buenavista se convierte en referencia en el norte de España en esta modalidad de tratamiento de la que se benefician perros, gatos y caballos, en su mayoría.

María Bazán, veterinaria y responsable del servicio de Oncología de AniCura Buenavista Hospital Veterinario