envejecimiento y nutrición

Envejecimiento y nutrición en nuestras mascotas

Está demostrado que una correcta nutrición y su buen manejo juegan un papel fundamental durante la vida del perro y del gato. Si consideramos que el alimento es importante para atenuar, ralentizar la progresión o el desarrollo de una enfermedad, e incluso prevenir las patologías que se suelen asociar con el envejecimiento como son las insuficiencias cardiaca, renal y hepática, problemas dermatológicos y osteoarticulares, entre otros, su puesta en valor será aún más extraordinaria.

Un error muy común en el que suelen caer los cuidadores es no darse cuenta de que sus mascotas se han hecho mayores. Por lo que es nuestro deber y nuestra responsabilidad como profesionales estar atentos para orientarlos.

Si bien no podemos hablar de edades exactas en las que los perros y los gatos empiezan a ser ancianos, existen indicios, muchas veces generados por su estado de salud, que nos dan la pauta que han comenzado su vejez.

Es importante seguir las indicaciones del veterinario, porque cada animal es diferente, ya que no siempre la edad fisiológica coincide con la edad cronológica. Depende también de la genética y del entorno de cada individuo.

Envejecimiento y nutrición 

En esta nueva etapa de la vida de nuestros fieles amigos la nutrición constituye un factor fundamental a la hora de conseguir una buena calidad de vida y alcanzar la mayor longevidad posible. No hay satisfacción más grande que cuidar bien del que ha sido nuestro querido compañero durante años.

Los veterinarios y auxiliares veterinarios deben destacar y poner en práctica lo que la WSAVA (World Small Animal Veterinary Association) ha establecido como el 5º signo vital:  la evaluación nutricional.

Incluir una evaluación nutricional en el chequeo geriátrico es muy importante para optimizar la salud y el bienestar de las mascotas mayores. Su impacto puede ser muy positivo. Si no se controla, se puede convertir en un factor de riesgo para su salud. De ahí que debamos distinguir sus estados fisiológico y patológico según sea una mascota mayor sana o enferma, debido a que su alimentación deberá cambiar según estos parámetros.

El alimento industrial de alta gama para perros y gatos ancianos sanos se adapta perfectamente a su nuevo estado fisiológico. Tanto el seco como el húmedo reúnen muy buenas características.

Características del alimento industrial de alta gama

El alimento senior en general, además, debe prevenir la obesidad, muy frecuente en perros ancianos sanos debido a que suelen llevar una vida más sedentaria, a la vez que su metabolismo se ve reducido, lo que causa un aumento de la masa corporal grasa y una disminución de la masa magra y muscular. Para ayudar en esta muy probable degradación, el añadido de L-Carnitina es fundamental, así como un porcentaje menor de grasas en la composición de este.

¿Qué ocurre con los gatos muy mayores?

Los gatos muy mayores, por el contrario, tienen más probabilidades de sufrir delgadez debido a enfermedades subyacentes como pueden ser el hipertiroidismo, afecciones cardiacas, respiratorias, renales o gastrointestinales. Estas patologías subclínicas muchas veces se detectan de forma tardía.

Existen evidencias científicas que demuestran que la capacidad para digerir las proteínas y las grasas disminuyen con la edad del gato. Esto explica también a veces su delgadez a partir de los 10 años aproximadamente. Sin embargo, hay que evitar las restricciones proteicas innecesarias para cuidar su estructura muscular. Las dietas senior ideales son las que moderan el fosforo sin restringir la proteína de forma excesiva.

Cuando hablamos de un alimento de alta gama nos referimos a ofrecer a las mascotas una nutrición basada en la evidencia, lo cual conlleva una investigación científica y clínica exhaustiva con altísimos estándares de calidad. Aunque, será el profesional el que deba hacer una recomendación nutricional especifica.

No debemos olvidarnos de mencionar algo básico, pero tan importante como es el consumo de agua, ya que es el principal nutriente que deben tomar los seres vivos en general.

Los animales de mayor edad son más propensos a la deshidratación debido a que en sus organismos la regulación del equilibrio hídrico suele estar alterada por lo que deben tener siempre agua fresca a su disposición. También se les puede ofrecer comida senior húmeda para que beban, aunque sea de forma pasiva, ya que este tipo de alimento posee entre un 70 y un 80% de agua en su composición.

Snacks y golosinas

Por último, hablaremos sobre los snacks o golosinas que tanto nos gusta darles a nuestras mascotas durante toda su vida. La vejez de nuestros amigos no tiene por qué impedirnos seguir con este hábito del “mimo al paladar”. La clave está en saber qué clase de snacks podemos ofrecerles y saber administrarlos con moderación debido a que hay patologías que los restringen más que otras, pero en las cuales estos premios nos ayudan en gran medida a proporcionarles los medicamentos.

Existen golosinas industriales apropiadas para los perros y gatos senior que ayudan a cuidar el sistema inmunitario, la salud articular y bucal, aunque también podemos ofrecerles frutas como la pera, la manzana, el melón, la sandía, los arándanos, la piña, las fresas... Y verduras como las zanahorias, las judías, el brócoli, el apio, el calabacín, la calabaza.

No está de más recordar que los premios nunca deben exceder el 10% de las kcal diarias recomendadas para su alimentación. De esta manera seguiremos manteniendo una nutrición completa y equilibrada y evitaremos el sobrepeso.

Aun siendo abuelos, es maravilloso poder seguir premiando las buenas conductas o complementando su dieta con una golosina de su gusto. El asesoramiento del profesional es fundamental también en este caso.

Nuestros mayores enfermos

En cuanto a los mayores enfermos, es importante mencionar que existen dietas específicas que ayudan a curar o paliar los efectos de una patología determinada. Se trata de productos nutracéuticos y son los mejores aliados de los profesionales veterinarios a la hora de prescribir el alimento apropiado para una mascota enferma, de este modo pasan a ser el perfecto complemento de sus tratamientos.

Queda claro que un manejo nutricional adecuado representa una oportunidad real de mejorar tanto la longevidad como la calidad de vida de nuestros fieles compañeros de edad avanzada.

Los cuidados recibidos desde que son cachorritos son clave en la longevidad del animal. Las deficiencias nutricionales, así como los excesos, influyen significativamente en la esperanza de vida.

El cambio de alimentación se tiene que realizar solo con el asesoramiento nutricional veterinario, el profesional será quien la deba ir modificando según la evolución de la edad o la enfermedad, esa dieta individualizada será la ideal.

Si bien es cierto que para la mayoría de los cuidadores es difícil asumir que su fiel compañero ha entrado en otra etapa de la vida y que por lo tanto sus necesidades han cambiado; deben pensar que han llegado hasta allí gracias a sus cuidados, porque... ¡la edad avanzada no es una enfermedad!

Alicia Fernández Vitali, auxiliar veterinaria y especialista en nutrición canina y felina de AniCura Abros Hospital Veterinaria