Qué puede comer un perro en caso de vómitos agudos y diarrea

Lo fundamental es que el perro beba agua, debe mantenerse bien hidratado. En cuanto a alimentos, deberemos seguir una dieta digestiva y estricta aumentando las cantidades día a día como explicamos a continuación.

Habitualmente, un perro requiere al día 40-50 ml de líquido por kg de peso corporal, incluyendo el agua contenida en los alimentos.

En caso de vómitos y diarrea, dicha necesidad puede aumentar hasta el doble, debemos estar atentos para proporcionarle todo el agua necesaria.

Qué hacer si mi perro no bebe agua

A menudo, el perro no bebe voluntariamente, en este caso podemos hidratarlo suministrándole agua con una cuchara o jeringuilla vía oral o dándole sales de rehidratación oral. Si el perro no es capaz de retener el agua o se deteriora su estado, debes contactar con el veterinario.

Más información sobre cómo rehidratar a tu perro en la sección "Solución de rehidratación casera para perros".

Dieta para un perro que tiene diarrea o vomita

A continuación veremos consejos generales sobre la dieta recomendada para episodios esporádicos de vómitos y/o diarrea agudos en un perro todavía en buen estado. Ten siempre en cuenta el estado de salud general del animal. Estas sugerencias dietéticas deben adaptarse a casa caso.

Contacta con un veterinario si el perro continúa con los vómitos y/o la diarrea pese a aplicar las indicaciones.

Día 1

El perro debe estar sin comer aproximadamente entre medio día y un día entero, pero debe tener acceso al agua.

Si tras el ayuno continúa vomitando, solicita la asistencia de un veterinario.

Con los cachorros que mantienen el apetito y son capaces de retener los alimentos, se puede empezar la dieta recomendada directamente desde el segundo día.

Si el único problema es la diarrea, pueden iniciarse las recomendaciones sobre la dieta a partir del día 2.

Día 2

La dieta será a base de una dieta comercial digestiva, todas las marcas de alimento de gama alta para mascotas cuentan con presentaciones de dieta húmeda para problemas digestivos.

Se recomienda dar una pequeña cantidad de comida cada dos horas más o menos. Se administrará en torno al 50% de sus necesidades energéticas a lo largo del día.

 Se pueden pausar las tomas durante la noche.

Día 3

Si se observa una mejora en la salud del animal y han disminuido los vómitos y diarrea, se puede aumentar la cantidad de alimento hasta el 75% de las necesidades aproximadamente.

A partir del día 4

Se sugiere seguir con la dieta durante unos dos días después del cese de la diarrea o los vómitos. La cantidad de comida puede aumentarse reduciendo al mismo tiempo el número de tomas. Trascurridos cuatro o cinco días lo normal es que se vaya introduciendo el pienso habitual del perro, aunque tu veterinario puede recomendar que se  mantenga la dieta de prescripción intestinal en formato seco durante un tiempo, dependiendo del caso.

Si se dan los siguientes casos, se recomienda que no se siga la dieta y se acuda directamente al veterinario:

Otros recursos

Se suele recurrir a los estabilizadores intestinales con el fin de restaurar el funcionamiento de los intestinos en los casos no complejos de diarrea aguda.

En el tratamiento, el perro debe gozar a su vez de un buen estado de salud y acceso libre a agua. La diarrea suele cesar en el plazo de 1-3 días. Este tratamiento se combina con una dieta de pequeñas porciones (ver más arriba).

Debe contactarse con el veterinario si empeora el estado de salud del perro o este es incapaz de retener el líquido.

Puede suministrarse carbón activado como antidiarreico, sobre todo si se sospecha que el perro haya podido ingerir toxinas. El carbón aglutina en su superficie diversas sustancias tóxicas (toxinas químicas y bacterianas, fármacos, etc.), impidiendo así su absorción por el cuerpo. Dicho carbón medicinal no ha de administrarse junto con antibióticos, puesto que puede suprimir el efecto de estos últimos. Contacta siempre con un veterinario ante una presunta intoxicación.

Puedes preparar en casa sales de rehidratación oral propias.

Alimentos que debes evitar si tu perro tiene vómitos o diarrea

Evita darle al perro productos lácteos, restos de comida, demasiadas proteínas, accesorios masticables y alimentos picantes.

Mientras el animal padezca trastornos digestivos, prescinde también de "chucherías" y "premios".

También es importante saber que la mayoría de las papillas para bebé contienen productos lácteos, que pueden ser difíciles de digerir para algunos perros con diarrea aguda.