moquillo perro

Qué es y cómo tratar el moquillo en perros

¿Has oído hablar del moquillo canino? Esta enfermedad, provocada por el virus del moquillo se conoce también como distemper canino o enfermedad de Carré. Normalmente suele afectar a cachorros o perros que no están vacunados ya que su sistema inmunitario está debilitado. Por ello, también puede aparecer en animales enfermos, mayores o con altos niveles de estrés.

Sin embargo, a pesar de que puede afectar a perros de todas las edades, los cachorros de tres a seis meses suelen verse más afectados con esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas del moquillo canino?

Los síntomas del moquillo canino pueden ser variados y diferentes dependiendo del grado de afectación y el cuadro clínico del animal. Además, no todos los virus del moquillo tienen el mismo grado de virulencia, ya que hay más de una cepa activa. 

En la mayoría de los casos en que el sistema inmunitario del perro se encuentra gravemente debilitado, el moquillo en perros puede provocar consecuencias y síntomas graves después de unas dos semanas:

Diagnóstico del moquillo en los perros

El diagnóstico de la enfermedad del moquillo en perros suele ser algo complicado ya que los primeros síntomas pueden pasar desapercibidos. Por ello, es fundamental acudir al veterinario ante la mínima sospecha ya que este podrá evaluar con precisión y mediante un examen general el estado de salud del perro. Además, será necesario realizar un diagnóstico detallado para descartar la presencia de moquillo canino. Bastará con una análisis de sangre con el que poder determinar el número de glóbulos blancos (leucocitos) y glóbulos rojos (eritrocitos).

En caso de que el sistema nervioso ya haya experimentado síntomas, puede aumentar el contenido de algunos parámetros que suponen un signo de cambios inflamatorios. El veterinario puede llevar a cabo diferentes pruebas de laboratorio (como muestras de orina, sangre, líquido cefalorraquídeo y frotis de conjuntiva) para detectar la presencia del virus del moquillo canino.

¿Cómo curar el moquillo?

El moquillo cuenta con varias formas o técnicas con las que poder curarlo. Para poder prevenir o mejorar el estado general de un perro infectado con el virus del moquillo canino, pueden administrarse preparados vitamínicos, infusiones, medicamentos para las náuseas e incluso alimentación artificial si fuera necesario.

Además, al presentar un sistema inmunitario debilitado, el riesgo de contraer otro patógeno es alto por lo que, en ocasiones, se recomienda la toma de antibióticos para evitar que la enfermedad empeore. En otras ocasiones el veterinario puede recomendar el uso de anticuerpos concentrados que protegen el sistema inmunitario del animal.

¿Es posible la aparición del moquillo en perros vacunados?

El virus del moquillo canino suele ser más agresivo cuando afecta a cachorros con un sistema inmunitario inmaduro por no haber sido vacunados. En caso de no estar vacunado, un perro adulto también puede estar indefenso ante este virus.

Además de ser a veces una enfermedad difícil de diagnosticar por los síntomas, algunas interpretaciones de laboratorio evidencian que el virus del moquillo también puede aparecer en perros que ya han sido vacunados. Por el contrario, también existe la posibilidad de un “falso positivo” cuando el animal da positivo en moquillo canino pero, sin embargo, no es así. Por este motivo es fundamental acudir frecuentemente al veterinario para poder hacerle todas las pruebas necesarias.