Polidipsia en perros

Polidipsia en perros: qué es y qué la provoca

¿Alguna vez has oído hablar de la polidipsia en perros? Sus síntomas pueden aparecer tanto en perros como en gatos y es importante contar con una valoración médica para evitar consecuencias graves. Por ello, desde AniCura os contamos qué es exactamente la polidipsia y cuáles pueden ser las posibles causas que generen esta situación.

¿Qué es la polidipsia en perros?

La polidipsia en perros puede ser asociada con varias enfermedades como la diabetes o la insuficiencia renal, ya que sus síntomas están relacionados con la ingesta de agua y la pérdida de orina. Es importante poder identificar sus síntomas para así detectarlo a tiempo y tratar la patología en caso de que se trate de polidipsia.

Para entender qué es la polidipsia en perros es necesario conocer que en un perro sano la cantidad de agua que el animal ingiere y la orina que expulsa están controlados por varios mecanismos. Sin embargo, cualquier fallo o alteración en alguno de esos mecanismos puede producir la aparición de polidipsia en perros, es decir, aumento de la cantidad de agua ingerida. También puede producir poliuria, o lo que es lo mismo, incremento de la orina diaria.

¿Qué la provoca?

Existen diferentes causas y motivos que pueden provocar la aparición de polidipsia en perros pero las más frecuentes son:

En caso de apreciar comportamientos extraños o un aumento de la cantidad de agua ingerida diariamente (o de la orina provocada) acuda al veterinario para poder realizar un chequeo completo del animal y prevenir o curar la polidipsia en perros.

Diagnóstico de la polidipsia en perros

El diagnóstico de la polidipsia suele comenzar excluyendo una causa iatrogénica para, posteriormente, realizar un urianálisis y una analítica con hemograma y bioquímica.

Si después de haber realizado estas pruebas, el diagnóstico del animal sigue sin ser claro, se pueden llevar a cabo otras pruebas con las que conocer el origen de los síntomas.

Algunas de las pruebas más eficaces en el diagnósticos de la polidipsia en perros son:

En caso de que el diagnóstico siga sin ser claro, puede ser que se trate de diabetes insípida central o de polidipsia primaria, con lo que habría que realizar un test de privación de agua.

Tratamiento de la polidipsia en perros

Uno de los primeros tratamientos que se llevan a cabo para solucionar la polidipsia en perros es la restricción paulatina de agua. De esta manera se consigue evitar en un primer momento posibles factores desencadenantes.

A la hora de tratar la polidipsia en perros, es importante encontrar el origen o enfermedad que pueda haber provocado la aparición de esta alteración ya que, en caso de que haya sido como consecuencia de una enfermedad crónica, puede que la ingesta de agua no se termine nunca de normalizar. Si la polidipsia aparece como consecuencia de una enfermedad que pueda tratarse de manera quirúrgica, ésta desaparece también por completo tras la operación.

Por todo ello es importante encontrar la causa de la polidipsia en perros ya que de ello dependerá, en gran medida, las técnicas o tratamientos a llevar a cabo para controlar de manera eficaz esta alteración. Ante el menor síntoma, consulte con su veterinario quien, tras un previo chequeo médico, le aconsejara sobre los mejores tratamientos con los que conseguir mejorar la polidipsia en perros.