perrosygarrapatas

Perros y garrapatas: qué hacer y qué no hacer

Imagina una garrapata escondida en la hierba, lista para saltar a tu perro tan pronto como pueda. Estos pequeños parásitos con forma de araña podrían ser lo último en lo que te gustaría pensar pasando el día al aire libre. Lamentablemente, debes hacerlo si no deseas que te afecten a ti y a tus mascotas.

Cada temporada tiene su encanto y, a medida que el clima cambia de temperaturas más frías a más cálidas, es importante tener cuidado con las garrapatas. Los parásitos con forma de araña pueden transmitir enfermedades que representan riesgos para la salud tanto para ti como para tu perro.

Enfermedades transmitidas por garrapatas


Por lo general, las picaduras de garrapatas son inofensivas, pero algunas transfieren enfermedades que pueden transmitirse cuando pican.

Eliminar las garrapatas de inmediato


La enfermedad transmitida por garrapatas generalmente se desarrollará varios días o algunas semanas después de que tu perro haya sido mordido. Si te aseguras de detectar cualquier señal de tu perro dentro de las primeras 24 a 36 horas, lo más probable es que no se infecte. Por lo tanto, es muy importante revisar a tu perro y eliminar las garrapatas de inmediato si encuentras alguna.

Normas


Entonces, ¿qué pasa si encuentras una garrapata en tu perro? Aquí hay algunas pistas a tener en cuenta sobre qué hacer y qué no hacer:

¿Qué debes hacer?

¿Qué no debes hacer?

Precauciones adicionales


¿Sabía que hay productos repelentes de garrapatas que puedes usar para evitar estos aterradores parásitos? Las tabletas masticables, los aerosoles o los collares pueden ayudar, consulta a tu veterinario. Pero recuerda: estos productos no son garantía de nada, así que asegúrate de revisar siempre a tu perro después de que haya salido.