mastitis en perros

Mastitis en perros: diagnósticos, causas y tratamiento

¿Sabes qué es la mastitis en perros? Esta inflamación en el tejido mamario puede llegar a provocar dolor, calor, enrojecimiento, fiebre e incluso escalofríos. Además, en ocasiones puede llegar a provocar también infección y alterar la forma del pezón o las mamas. Te contamos más sobre la mastitis en perros, síntomas más frecuentes y posibles tratamientos.

Causas y diagnóstico de la mastitis en perros

Para conseguir un diagnóstico certero de la mastitis en perros es necesario evaluar la historia clínica del animal y realizar diferentes pruebas diagnósticas. Además, hay que tener en cuenta que la mastitis en perros suele aparecer durante el periodo de postparto, el embarazo e incluso, en ocasiones, durante embarazos psicológicos.

Algunos de los síntomas más claros que evidencian mastitis en perros son:

Es importante establecer un diagnóstico certero y para ello es necesario realizar algunas pruebas complementarias como cultivos microbiológicos de la leche mamaria, ecografías de las glándulas mamarias y test de laboratorios. Además, es frecuente que el color de la leche se vea alterado y que se palpen unas glándulas dolorosas en la zona.

Tratamientos para la mastitis en perros

La mastitis en perros es una enfermedad que afecta no sólo a la perra que lo sufre, también a la camada. Por ello, el tratamiento que se establezca debe actuar rápidamente para que los cachorros puedan empezar a adquirir los nutrientes necesarios lo antes posible. Por otra parte, es importante consultar con un veterinario si es recomendable o no seguir amamantando tras la cura de la mastitis.

Así, algunos de los tratamientos más comunes para tratar la mastitis son:

Además, en ocasiones se llevan a cabo tratamientos preventivos para evitar el desarrollo de la mastitis en perros. Una buena forma de prevenir la aparición de la mastitis en perros es extremar la higiene tanto de las glándulas como de los cachorros.

Es fundamental reducir al máximo posible el dolor y el malestar que la mastitis pueda llegar a ocasionar. En ocasiones el dolor puede ser calmado con tratamientos naturales y preparados tópicos con los que conseguir aliviar el dolor y acelerar la cura de las heridas.

Mantener una hidratación adecuada también favorecerá la recuperación de forma natural de la mastitis en perros. Es fundamental que en un momento así nuestra mascota reciba la cantidad adecuada de agua y comida. Además, el destete de los cachorros debe hacerse de manera cuidadosa para que las glándulas mamarias de la madre puedan recuperarse adecuadamente. Consulta y pregunta en todo momento a tu veterinario ante cualquier duda o pregunta que pueda surgir durante el proceso y tratamiento.