gastritis en perros

La gastritis en los perros

Una de las causas habituales de vómitos en los perros es la gastritis, es decir, la inflamación de su mucosa estomacal. Esta dolencia puede ser aguda o crónica (si se prolonga más de tres semanas).

Síntomas

Entre los síntomas de la gastritis están los vómitos, el dolor abdominal, los hipidos, sorbidos y eructos, los mordisqueos excesivos de hierba/objetos, la pérdida del apetito y el posicionamiento "en oración" (el animal se coloca con los cuartos traseros erguidos pero posando la parte delantera del cuerpo sobre los codos).

Los vómitos pueden tener diferentes motivos en los perros. Más información en Vómitos en los perros.

Causa

El perro puede sufrir gastritis por haber comido algo inadecuado que su estómago no tolera. También puede contener algo el pienso que provoque una reacción hipersensible del estómago, tratándose entonces con frecuencia de una gastritis más crónica. No es inusual que no se logre determinar la causa de una gastritis crónica. Los cuerpos extraños atascados en el estómago también pueden ocasionar gastritis crónicas.

Algunos medicamentos (por ejemplo, antiinflamatorios y ciertos antibióticos) pueden producir gastritis aguda. Si el perro sufre vómitos con la medicación deberá contactarse con el veterinario a cargo. ¡Atención! Si dichos vómitos aparecen con el uso de fármacos antiinflamatorios debe interrumpirse de inmediato el tratamiento.

Además, algunas enfermedades sistémicas pueden producir gastritis (entre otros, la insuficiencia renal).

Diagnóstico

En el peor de los casos, una gastritis aguda puede ocasionar úlceras estomacales, haciendo enfermar de gravedad al perro. El examen de la mucosa estomacal mediante un endoscopio de fibra óptica permite el diagnóstico de la gastritis o la úlcera estomacal.

Tratamiento

Las gastritis agudas en perros por lo demás sanos pueden tratarse siguiendo los consejos dietéticos en caso de vómitos y diarrea. Si la gastritis presenta un carácter más crónico, o el perro padece otras enfermedades o sigue una medicación, deberá contactarse con el veterinario para su consiguiente examen a fondo y tratamiento. ¡Importante! En caso de vómitos reiterados ha de acudirse siempre al veterinario.