Filariosis en perros

Filariosis en perros, ¿qué es?

Con la llegada de las altas temperaturas los parásitos que pueden atacar a los perros y gatos también aumentan. De hecho, el parásito que provoca la filariosis en perros crece cada vez más en zonas donde anteriormente era poco común. Es por ello por lo que desde AniCura queremos informaros más en profundidad sobre la filariosis en perros y cómo prevenirla.

¿Qué es la filariosis en perros?

La filariosis en perros, también conocida como filariosis canina, es una enfermedad provocada por unos parásitos en forma de gusano denominados filarias. Estos parásitos crecen en el interior del organismo, alojándose en algunos órganos y pudiendo llegar a producir graves infecciones e incluso la muerte del animal.

La filariosis en perros se produce cuando un vector (bien sea un mosquito, pulga o garrapata) pica a un animal ya infectado. Al chupar la sangre del animal infectado, contagia inmediatamente al siguiente animal que pique.

Filariosis canina: ¿por qué es tan grave?

A pesar de que el animal puede contraer la enfermedad en el mismo instante que es picado por el parásito portador, no es hasta los 6 meses aproximadamente cuando comienzan a aparecer los primeros síntomas.

Es entonces cuando el parásito en forma de gusano crece y se localiza en los diferentes órganos del cuerpo, comenzando a bloquear el sistema linfático y a afectar el correcto funcionamiento de los órganos afectados. Así, dependiendo de donde se hayan instalado los parásitos y la gravedad de la filariosis en perros, los síntomas serán:

¿Cómo puedo proteger a mi perro?

La filariosis, al presentarse con una gran variedad de síntomas, requiere de varias pruebas y diagnósticos para detectar su presencia en el animal. Así, los tres principales métodos para identificar la filariosis en perros son:

En caso de confirmar la infección del animal, es necesario establecer un tratamiento específico y atender las necesidades y recuperación de los órganos que se hayan podido ver afectados.

Aunque el animal no presente filariosis, es recomendable incluir una visita al veterinario de manera anual de modo preventivo. Además, es fundamental usar antiparasitarios externos como el collar y las pipetas.

El mejor tratamiento para evitar la aparición de la filariosis en perros es siempre la prevención. De esta forma evitamos también que la enfermedad se extienda a otros animales.