dermatitisatopicaperros

¿En qué consiste el tratamiento para la dermatitis atópica en perros?

Si notas que tu peludo se rasca más de lo normal, se lame con frecuencia las patas, padece otitis recurrentes, pérdida de pelo o infecciones en la piel puede ser que presente una dermatitis alérgica. El signo clínico más frecuente es el picor o prurito y puede limitar el bienestar y salud de nuestro amigo peludo por lo que es de suma importancia que acudas a tu veterinario cuando notes alguno de estos signos.

A pesar de que la dermatitis atópica en los perros suele aparecer en sus primeros años de vida (entre los 6 meses y los 3 años de edad) puede desarrollarse también en perros adultos.

Es importante un buen diagnóstico para poder aplicar un tratamiento eficaz y evitar recaídas graves pero hay que tener en cuenta que se trata de una enfermedad que padecerá toda la vida.

Las razas con mayor predisposición son West Highland White Terrier, Labrador Retriever, Golden Retriever, Bóxer, Pastor Alemán, Bulldog Francés, Bullterrier y Dálmata. (Fuente: Favrot et al 2008).

Causas

La dermatitis atópica se define como una enfermedad con predisposición genética, inflamatoria y prurítica de la piel, con aspectos clínicos característicos asociados a anticuerpos IgE, más comúnmente dirigidos contra alérgenos ambientales. 

Las causas que provocan esta enfermedad probablemente en cada animal son diferentes ya que se trata de una enfermedad multifactorial. Las alteraciones de la barrera cutánea que permiten la entrada de alérgenos, la predisposición genética a la respuesta alérgica, el contacto con determinados alérgenos ambientales (ácaros del polvo, polen, alimentos) en determinados momentos suelen ser los factores desencadenantes más frecuentes.

Un animal atópico puede presentar también alergia a la picadura de pulgas o alergia alimentaria lo que dificulta muchas veces tanto el diagnóstico como el tratamiento.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa fundamentalmente en la reseña del paciente, los signos clínicos, la historia de su enfermedad. ²

Se deben descartar enfermedades parasitarias, bacterianas, dermatitis alérgica a la picadura de pulga, alergias alimentarias, alergias por contacto, dermatitis por Malassezias y recciones adversas a algún fármaco ya que todas ellas pueden cursar con un cuadro de prurito o picor.

Tratamientos para la dermatitis atópica en perros

Los tratamientos actuales para la dermatitis atópica se resumen en tratamiento tópico, inmunoterapia y tratamiento médico antipruriginoso.

No existe una terapia ideal, se necesita realizar un tratamiento individualizado para cada caso y casi siempre es necesario combinar varias terapias.

El objetivo del tratamiento va encaminado a mejorar la calidad de vida del animal. Intentaremos disminuir el picor y evitar recaídas graves o la manifestación clínica de la enfermedad en algunos casos.

Todos los perros atópicos deben tener un estricto control de pulgas.

Actualmente disponemos de champús y espumas, fármacos y productos tópicos, suplementos y antipruriginosos orales, inmunoterapia alérgeno-específica y de un anticuerpo monoclonal canonizado como tratamientos para la dermatitis atópica. Según cada caso se elegirá el tratamiento más adecuado a corto y largo plazo.

Rosa Lázaro Peláez - Veterinaria AniCura Asturpet - Responsable Departamento Dermatología