estreñimiento perros ancianos

¿Cómo eliminar el estreñimiento en perros ancianos?

El estreñimiento en perros ancianos suele ser un problema bastante común en el día a día de nuestros amigos peludos. Si se prolonga en el tiempo, esta dificultad para eliminar las heces puede llegar a provocarles complicaciones como dolor abdominal, vómitos e incluso alteraciones alimenticias como la anorexia. Por este motivo, es fundamental conocer los síntomas, motivos y posibles soluciones si tu perro anciano sufre estreñimiento.

Síntomas y causas de estreñimiento en perros ancianos

El síntoma más claro de estreñimiento en perros mayores es la dificultad continuada a la hora de defecar. Además, esta situación suele ir acompañada de dolor. En ocasiones el perro puede llegar a eliminar pequeñas cantidades, pero si las heces son muy secas y duras, estaríamos hablando también de estreñimiento.

Es importante conocer la frecuencia con la que nuestro perro defeca ya que, con el paso del tiempo y a medida que nuestro perro envejezca, esta situación puede verse afectada. Dependerá también de la raza, sus hábitos de vida y el alimento ingerido. 

El estreñimiento en perros ancianos suele ocasionarse cuando las heces del perro permanecen en el colon más tiempo del que es necesario, provocando así una mayor absorción de agua y volviendo las heces duras y secas. Con los años, el sistema digestivo de los perros comienza a funcionar más lento, lo que puede llegar a provocar esta situación y un posterior estreñimiento. 

Cuando observes que tu perro presenta dificultades para defecar, es importante reaccionar rápidamente ya que, cuanto más tiempo pase tu perro sin hacer sus necesidades, más grave será el problema. De hecho, un estreñimiento severo puede llegar a provocar daños en el colon.

Soluciones y tratamiento para estreñimiento en perros mayores

El sistema digestivo de perros mayores funciona más lento, lo que puede llegar a provocar fallos en el proceso de digestión como es el estreñimiento. Además, el estreñimiento en perros mayores puede ser consecuencia de otras enfermedades, medicamentos o cambios de alimentación. Si con la edad la actividad del perro se ha visto reducida, esta también puede ser una causa que provoque su aparición.

Por todo ello, es importante intentar identificar la causa del problema para poder actuar sobre ello. Prueba llevando a cabo los siguientes tratamientos y remedios:

Si no consigues mejorar la salud intestinal de tu amigo con estos consejos en 24-48 horas, debes acudir rápidamente al veterinario para encontrar la causa y la solución. Del mismo modo, si continúa con síntomas como dolor o vómitos recurrentes, debes contar con atención veterinaria urgente.

 

El veterinario analizará el estado de las heces e incluso aplicará algún enema o procederá a retirar las heces manualmente bajo sedación. En casos graves, puede llegar a ser necesaria una cirugía para solucionar el problema. Por este motivo, es fundamental no esperar demasiado para evitar posibles complicaciones posteriores.

El estreñimiento en perros ancianos o mayores es un problema que aparece frecuentemente en el día a día de nuestros amigos. Una alimentación rica en fibras y un estilo de vida activo ayudará a prevenir esta situación que tan molesta puede llegar a ser para el animal.