hernia en perros

¿Cómo detectar un caso de hernia en perros?

En ocasiones los perros sufren las mismas patologías o enfermedades que podemos tener los humanos. Las hernias, por ejemplo, son un claro ejemplo de ello. Pero, ¿qué es una hernia en perros?, ¿cuáles son sus síntomas?, ¿qué tipo de hernias hay? y ¿cómo podemos tratarla?

En AniCura te damos las claves.

¿Qué es una hernia en perros?

Una hernia es una protuberancia del tejido de algún órgano que puede provocar dolor y aparecer en forma de bulto en la piel de la zona afectada. Existen diferentes tipos dependiendo del órgano donde aparezcan y su estado.

A pesar de que no tiene por que ser una patología demasiado grave, si que puede ocasionar problemas severos si no son identificadas a tiempo o si no se establece un tratamiento. En ocasiones (contando siempre con la recomendación de un veterinario) puede ser necesario realizar una cirugía para acabar con la hernia de nuestro perro.

Síntomas de hernia en perros

Cuando un perro sufre una hernia los síntomas pueden ser diferentes dependiendo del tipo que padezca. Puede presentar dolor, disminución de la fuerza, dificultad para mover sus patas, pérdida de sensibilidad en la zona afectada o incluso problemas para hacer sus necesidades.

Además, el carácter del perro es una prueba rápida de su estado general de salud por lo que, si ves que tu amigo ha sufrido un cambio de humor en los últimos días y se muestra triste o cabizbajo, acude a tu veterinario para hacerle un chequeo completo y descubrir la posible causa de dicho cambio de humor.

Tipos de dolencias asociadas a la hernia en un perro

Existen diferentes tipos de hernias por lo que, una vez que conocemos los posibles síntomas, es necesario reconocer de cuál puede tratarse y su nivel de gravedad.

Estos son algunos de los tipos de hernia más comunes en perros:

¿Qué soluciones hay para la hernia en perros?

Es importante acudir al veterinario a la más mínima sospecha o alteración en el comportamiento de nuestro perro. Si finalmente se trata de una hernia, normalmente el veterinario realizará un examen general y analizará la gravedad de la hernia. Es de suma importancia conocer la cantidad de tejido afectado y el riesgo que puede suponer dicha hernia.

En caso de que sea necesario, el veterinario decidirá realizar una cirugía para eliminar las posibles consecuencias de esa hernia y evitar así que continúe afectando a la salud del animal. El éxito de la cirugía dependerá del tamaño de la hernia, tipo y zonas afectadas.

Acude a tu veterinario en caso de que tu perro presente algunos de estos síntomas.