cuidar el pelo de mi mascota

Cómo cuidar el pelo de mi mascota

Con independencia de la raza de nuestra mascota, una cosa es cierta: el pelo necesita atenciones. Los perros no son tan meticulosos como los gatos con el cuidado personal de su pelo, por lo que van a necesitar nuestra ayuda.

Existe una gran variedad de pelajes en los perros. Desde los que necesitan una mínima atención hasta los que necesitan un mantenimiento constante. Las necesidades del pelaje de nuestra mascota, es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir la raza de nuestro futuro compañero.

Pero mantenerlos aseados y con buen aspecto no es tan difícil, es solo cuestión de un poco de tiempo. Una buena práctica es bañarlos siempre que estén sucios y cepillar su pelo regularmente para evitar que se les enrede el pelo. Es también muy normal que los perros suelten pelo en primavera para estar más fresquitos de cara al verano o en otoño para dejar paso al nuevo abrigo de invierno. Durante estos momentos, quizás sea buena idea reforzar los baños y cepillados para evitar que suelten pelo por la casa.

Los pelajes fáciles

Esta categoría agrupa a perros de pelo corto y liso. Son los más fáciles de cuidar, y basta con un baño de vez en cuando. En las épocas de caída del pelo, será suficiente con un cepillado en húmedo para retirar el exceso de pelo.

Los pelajes duros

Esta tipología necesita en poco más de cuidado. Los perros con pelaje duro pierden muy poco pelo, pero por otro lado necesitan ser arreglados un par de veces al año. Este tipo de perros también agradecen los baños cada 3 o 4 semanas.

Los pelajes largos

Si tenemos un perro con el pelo largo debemos mentalizarnos a que vamos a pasar bastante tiempo cuidándoselo. Si la largura del pelo de nuestra mascota es media, y queremos evitar encontrarnos todo el pelo que sueltan por la casa, debemos cepillarlo frecuentemente y bañarlo una vez al mes. Los perros con el pelo más largo necesitan baños semanales y peinados en seco para evitar los nudos. Algunos de estos perros de pelo largo necesitan ser cepillados a diario para evitar la suciedad. Lo bueno es que los perros de pelo largo con un mantenimiento adecuado apenas sueltan pelo. Si encuentras estos cuidados muy costosos, un buen corte puede ser la solución.

Los pelajes excepcionales

Algunas razas como el Puli y el Komondor tienen un pelaje que se salen de lo común. Su pelo es parecido a cordones o a tiras anchas tipo rastas, y requiere de mayor atención. Como todos los perros, necesitan ser bañados siempre que estén sucios, pero como su pelaje tarda en secar se les puede echar una mano con el secador.

No dudes en consultar a tu veterinario si necesitas algún consejo adicional con al algún perro en particular.