Problemas de articulaciones

¿Notas en tu perro más rigidez de lo normal? ¿Tiene dificultades para saltar al sofá o subir las escaleras? Si es así, puede estar sufriendo problemas en las articulaciones, algo muy común, especialmente entre los ejemplares más grandes.

Las articulaciones son las bisagras del cuerpo que permiten al perro caminar, saltar, mover la cabeza o la cola. Todas las partes del aparato locomotor dependen unas de otras para funcionar con normalidad. Sin unos huesos y articulaciones sanos, los músculos no pueden hacer su trabajo y el cuerpo pierde su movilidad.

Los problemas de articulaciones se dan más comúnmente entre las razas más grandes. Algunas razones son que el periodo crítico de crecimiento es más largo en los perros grandes y que crecen muy rápido, y por este motivo son más propensos a sufrir problemas en el esqueleto, que se agravan si tienen sobrepeso y si hacen mucho ejercicio. Para asegurar un óptimo desarrollo de los huesos y las articulaciones es necesaria una dosis adecuada de alimento de alta calidad con una cantidad de energía y contenido nutricional adaptado a las necesidades de la raza.

Es importante que siempre se haga seguimiento y que se preste atención a los movimientos y comportamiento de nuestro perro. La rigidez, la cojera o a la falta de ganas de moverse pueden ser signos de problemas en las articulaciones. Las razones detrás de esta cojera o rigidez pueden ser muchas, y por lo tanto es necesario acudir al veterinario para hacer una evaluación precisa de la causa. Cuanto antes se pueda tratar un problema de articulaciones, mucho mejor.

Signos de alerta ante un posible problema de articulaciones

Además de lesiones como fracturas, lesiones musculares y ligamentos distendidos, los siguientes problemas en las articulaciones son causas comunes de que el perro presente rigidez o cojera.

Osteocondrosis

Un trastorno del crecimiento que a menudo afecta la articulación del hombro, pero también las articulaciones de la cadera, el codo, la rodilla y el tobillo, y puede causar daños en el cartílago articular. La osteocondrosis puede afectar a todas las razas, pero es más común entre los perros de razas grandes.

Displasia de cadera

En los perros, la displasia de cadera es una formación anormal de la cavidad de la cadera que puede conducir a la artritis, es dolorosa y provoca deterioro en el movimiento.

Exceso de peso

El sobrepeso puede ser devastador para las articulaciones del perro, especialmente si el perro tiene alguna condición articular preexistente. Cuanto más pesado es el perro, más carga se aplica a las articulaciones.

Artritis

Una articulación sana rara vez desarrolla osteoartritis severa. Un desgaste en la articulación, eventualmente, puede conducir al desarrollo de la enfermedad. La osteoartritis es común entre los perros mayores y algunas razas incluso nacen con un mayor riesgo de desarrollar la afección. La artritis es una inflamación primaria que crea problemas secundarios en y alrededor de la articulación con la degradación del cartílago de la articulación, el engrosamiento de la cápsula articular y la deposición ósea en y alrededor de la articulación. Esto reduce su función y la capacidad de movimiento, lo que hace que disminuya también la función de amortiguación. También puede conducir a una carga torcida en la articulación lesionada, los ligamentos y los músculos, lo que a su vez puede causar inflamación y dolor para el perro.

¿Qué puedo hacer como cuidador?

- Mantén un registro del peso del perro. El sobrepeso es una causa importante de diversas formas de problemas en las articulaciones. No dudes en pedir ayuda a tu veterinario si necesitas asesoramiento dietético.

- Haz ejercicio y mantén al perro en buenas condiciones físicas. Aumentará las posibilidades de que tengan una vida larga y activa junto a ti.

- Visita al veterinario a tiempo. La detección temprana de una lesión en la articulación brinda muchas posibilidades de evitar daños mayores.