arnés o collar

Arnés o collar, ¿de qué depende?

Arnés o collar, esa es la cuestión. Las dos opciones son viables, pero para algunos casos es mejor una que otra. Desde AniCura te contamos las ventajas e inconvenientes de ambas opciones.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de ambas opciones? 

Las ventajas del arnés es que el perro no recibe toda la presión en el mismo lugar, sino que se reparte por varias partes del cuerpo y esto es muy bueno cuando estamos enseñando a un animal a andar a nuestro lado. Es importante saber elegir bien el arnés, ya que no todos son iguales, y también es muy importante escoger la medida exacta para el tamaño de tu perro, no es bueno ni que le vaya muy justo ni muy holgado. Es importante también que sea de un tejido cómodo y si puede ser algo acolchado, aún mejor. Es muy importante que no roce con las axilas del perro ya que podría causarle lesiones de piel.

El collar también puede ser una buena opción en los casos que el animal ya está enseñado o animales muy tranquilos que no dan tirones. Los collares deben ser también muy cómodos para el animal y, sobre todo, no apretarlo demasiado ya que podrías provocarle sensación de ahogo y es muy molesto para el animal. También es recomendable que sea ancho, mayormente en razas medianas y grandes que tienen mucha fuerza y en situaciones imprevistas pueden pegar un tirón.

¿Es conveniente que lleve siempre el collar puesto nuestra mascota?

Si es posible, es mucho mejor que no lleven el collar o el arnés puesto durante todo el día. Lo ideal sería usar los collares antiparasitarios durante todo el día y los collares o arneses solamente usarlos en los casos que se sale a pasear. El hecho de llevar un collar siempre puesto puede dar lugar a llagas en la piel o eczemas que a veces quedan escondidos debajo del collar y, para cuando los detectamos, ya se han extendido tanto que es necesario llevar a nuestra mascota al veterinario, ya que muchas veces son lesiones que se han infectado y deberemos darle algún tipo de antibiótico tópico o parenteral para poder curarlas. A parte del daño que le está haciendo al propio animal y que a veces no percibimos.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir el collar o el arnés para nuestro perro?

Hoy en día tenemos multitud de opciones a nuestra disposición. Hay muchos arneses y collares en el mercado que son muy buenos. Lo que sí que es importante es que sean homologados, ya que si no es mucho más fácil que le causen daño al animal.

Si mi perro tiene problemas en la piel, ¿es conveniente retirarle el collar?

Si es posible, siempre se tiene que evitar dejar puesto el collar en casa para evitar los roces con la piel y, sobre todo, evitar que el collar esté muy apretado. Cuando el animal tiene problemas de piel (alergias, eczemas húmedos, etc...) es del todo conveniente retirarle el collar.

¿Cómo podemos acostumbrar a nuestro perro al uso del collar?

Para acostumbrar a nuestro perro al uso del collar lo ideal es hacerlo cuando es un cachorro. A partir de los 2 meses se les puede poner a ratos un collar, preferiblemente de nylon, por su comodidad y que tenga mínimo un dedo de separación con el cuello. De esta manera, le acostumbras a la sensación de llevar algo puesto en el cuello y después, cuando lo necesite, ponerle collares antiparasitarios o collares normales para salir a pasear.

Nuria López, practice manager y veterinaria de AniCura Lauro Hospital Veterinario