ictericia gatos

¿Por qué se produce la ictericia en gatos?

¿Sabes qué es la ictericia y por qué se puede producir en los gatos? Probablemente, en alguna ocasión hayas oído hablar de la ictericia en gatos, una pigmentación amarillenta causada por una descompensación de los niveles de bilirrubina.

Desde Anicura te contamos más sobre esta enfermedad, sus causas y posibles tratamientos.

¿Qué es la ictericia en gatos?

La ictericia se produce por acumulación de bilirrubina en la sangre o en los tejidos. El resultado de esta descompensación produce una pigmentación de color amarillo en la orina, en la piel e incluso en los órganos.

Esta tonalidad amarillenta es un síntoma común en varias enfermedades, por lo que, si se observa algún tipo de coloración diferente, es fundamental acudir al veterinario y realizar pruebas con las que diagnosticar el origen de dicha coloración. 

Ictericia en gatos: ¿Por qué se produce?

Las causas de la aparición de la ictericia en gatos, aunque no siempre sucede así, suelen estar relacionadas con un mal funcionamiento o una descompensación en el hígado. Así, la ictericia aparece cuando el organismo del felino no puede eliminar correctamente la bilirrubina y otros componentes biliares.

La ictericia en gatos se puede clasificar en:

Principales síntomas de la ictericia en gatos

La ictericia en gatos es un claro síntoma de que algo no va bien en la salud del felino. El color amarillento que lo caracteriza es una señal evidente de que algo puede estar sucediendo en el organismo del gato. Es fácilmente identificable en zonas como la boca, orejas, ojos y, por lo general, en aquellos lugares donde el pelaje del felino es menor y se puede apreciar mejor el color real de la piel.

¿Cómo diagnosticarla?

A pesar de que el principal síntoma de la ictericia es bastante evidente, no siempre se puede apreciar en un primer momento. Hasta que no se visualiza el color amarillento, los síntomas de la ictericia pueden pasar desapercibidos. Por ello, ante la mínima sospecha, es importante acudir al veterinario para poder diagnosticar correctamente la presencia descompensada de pigmentos biliares a través de un urianálisis.

En ocasiones, aproximadamente tres días después de contraer la infección, se produce una respuesta medular y la anemia comienza a agravarse. Cuando la anemia ya es arregenerativa, es un claro indicador de que la fase de ictericia es aguda y puede llegar a aparecer incluso soplos cardíacos funcionales.

Ictericia en gatos: Tratamiento

La ictericia es una infección que se transmite mediante el intercambio de glóbulos rojos infectados, ya sea mediante parásitos, insectos o por vía uterina perinatal. Hay que tener en cuenta que un gato enfermo será portador de por vida.

En cuanto al tratamiento para la ictericia, por lo general, es bastante complejo. La mayoría de ellos se basa en una dieta alta en proteínas e hipocalórica para favorecer la digestión y compensar la posible anemia. Una de las grandes dificultades que nos podemos encontrar a la hora de suministrar el tratamiento es la falta de apetito del animal. Por este motivo, al no querer comer por sí solo, en ocasiones es necesario administrar por sonda el alimento hasta que el gato vuelva a comer por sí mismo.

Además, es fundamental controlar con suero y medicación adecuada, la deshidratación, los vómitos y las posibles encefalopatías que puedan producirse. Desgraciadamente, en ocasiones, a pesar de los cuidados y los tratamientos suministrados, puede que la enfermedad se agrave, pudiendo ocasionar incluso la muerte del animal. Por ello, es fundamental adoptar medidas de prevención para evitar el peor estado del felino.