Otitis en gatos

Otitis en gatos: causas y tratamiento

La otitis en gatos, al igual que sucede en los humanos, es una enfermedad que se produce por la inflamación del epitelio de la zona auricular. Esta inflamación puede llegar a producir un agudo dolor e incluso provocar una pérdida temporal de audición en los felinos.

A continuación te contamos cuáles son sus principales síntomas, causas y tratamientos posibles.

¿Qué es la otitis?

La inflamación del epitelio que recubre el conducto auditivo y del pabellón auricular puede dar lugar a la enfermedad conocida como otitis. La aparición de la otitis suele darse con mayor facilidad en felinos con defensas bajas o que presenten infección en el pabellón auditivo. Así, la otitis en gatos puede contagiarse de manera directa con una zona o animal infestado o de manera secundaria por una infección bacteriana o fúngica. Además, existen diferentes tipos de otitis en gatos, dependiendo de las causas que lo originan y la zona afectada.

Causas de la otitis en gatos

La otitis en gatos, como algunas otras enfermedades bacterianas, suelen ser más propensas a aparecer en determinadas épocas del año por características medioambientales. Así, la otitis en los gatos suele ser más frecuente en primavera o verano como consecuencia del aumento de las temperaturas y de la humedad.

Además, la aparición de la otitis en gatos suele estar relacionada con momentos de defensas bajas o por contacto directo o indirecto con zonas u otros animales infestados. Sin embargo, la otitis en gatos también puede aparecer por traumatismos, infecciones bacterianas o presencia de cuerpos extraños. De este modo, la otitis puede clasificarse en:

En cuanto a la edad, la otitis en gatos es más común en felinos jóvenes de entre uno y dos años de edad. El pelo largo o el tiempo que el gato pase al aire libre también puede favorecer la aparición de la otitis.

Síntomas de la otitis en gatos

La otitis presenta diferentes síntomas en los gatos dependiendo del factor causante, tipo de otitis y gravedad de la enfermedad. Los más comunes son:

Además, la otitis en gatos es fácilmente identificable ya que el animal con infección auditiva suele mover bastante la cabeza y rascarse la zona del pabellón auditivo para intentar calmar el dolor. Es importante acudir a un veterinario en caso de detectar en el felino alguno de los síntomas anteriormente nombrados. Será en la clínica veterinaria donde se determinarán la causa de la otitis y se establecerá el mejor tratamiento para calmar el dolor y curar la enfermedad.

Tratamiento y recomendaciones para la otitis en gatos

Existen diferentes métodos con los que prevenir la aparición de la otitis en gatos: revisar el estado de salud de sus oídos, controlar su limpieza y evitar que los oídos estén húmedos. Actualmente en el mercado existen varios limpiadores óticos con los que garantizar una buena salud de la zona pero deberá ser un veterinario quien, tras evaluar los oídos del felino, recete expresamente el más adecuado para su caso y características.

En caso de que nuestro gato padezca otitis, el veterinario indicará cual es el tratamiento más adecuado a seguir y los mejores consejos de salud para garantizar la recuperación total del felino. El tratamiento en cuestión dependerá de las características del gato, estado de salud y tipo de otitis que presente. Además, en la consulta el veterinario procederá a retirar el cuerpo extraño en caso de que sea necesario, limpiar la zona y secar lo mejor posible el oído. Hay que tener en cuenta que en ocasiones puede ser necesario realizar tratamiento quirúrgico para solventar dicho problema auditivo.

Es muy importante seguir las indicaciones y pautas que el veterinario haya marcado ya que aunque parezca que la infección ha desaparecido, es necesario que el felino elimine la suciedad por completo. Si tienes sospecha de que tu gato puede estar sufriendo una otitis de mayor o menor gravedad, no lo dudes y acude cuanto antes a un veterinario para poder solventar el problema con la mayor brevedad posible.